Demanda por acoso sexual no preocupa al concejal Huízar

El concejal José Huízar enumera sus prioridades para el año 2014 entre las que destaca hacer más seguro su distrito, limpiar y crear más empleos en el centro de la ciudad y dice no estar preocupado por la demanda en su contra
Demanda por acoso sexual no preocupa al concejal Huízar
Huízar afirma que la demanda es para dañar su carrera y que él continuará haciendo su trabajo.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

La demanda por acoso sexual que pesa en su contra no le quita el sueño al concejal José Huízar, ni hará que se desvíe de sus prioridades de trabajo para el 2014: hacer más seguro su distrito, y limpiar y crear más empleos en el centro de la ciudad.

“Lo que se dice en esa demanda, son mentiras para dañar mi carrera. Yo voy a seguir haciendo mi trabajo. Son cosas que pasan a todos pero mi vida es más pública. Siempre hay personas que uno encuentra y que no puede controlar sus motivaciones y deseos negativos”, dice tranquilamente el concejal, en una entrevista con La Opinión, desde sus oficinas en Boyle Heights, el barrio donde creció y ha vivido desde que sus padres lo trajeron de México a los tres años de edad.

En octubre pasado, Huízar se sumó a la lista de políticos que han sido acusados de acoso sexual, cuando Francine Godoy quien fuera su subjefa de personal, lo demandó y acusó de sabotear sus esfuerzos por ser miembro de la directiva de los Colegios Comunitarios de Los Ángeles al no acceder a sus insinuaciones amorosas.

La acusación no impidió que Huízar de 45 años, anunciara días después, su campaña para su tercera y última reelección para marzo de 2015. Lleva ocho años como concejal por el distrito 14 que abarca el centro de Los Ángeles, y partes del Norte y Este de la ciudad. Un distrito en su mayoría poblado por latinos.

Uno de sus proyectos más sentidos para el 2014 es establecer un tranvía para viajes cortos dentro del centro, lo que se conoce en inglés como ‘street car’.

“Es un modo de transportación más eficiente y en cada ciudad que se ha llevado, ha demostrado que produce más desarrollo. Un estudio que mandamos hacer, muestra que generaría un billón de dolares de inversión en los bienes raíces”, observa.

El centro es una de las zonas donde más se quiere enfocar. “A diario llegan a trabajar medio millón de personas. Y es una área que da mucho a nuestra economía, donde mucha gente se ha cambiado a vivir, y en la que quiero trabajar más, para mejorar el descuido en el que ha vivido por años”, apunta.

Quizá su tarea más difícil, confiesa, es conseguir el dinero para los proyectos que mejoren las comunidades. “Va a ser más difícil ahora que el gobierno estatal y las agencias públicas han recortado todo. Ya no tenemos las Agencias de Desarrollo Urbano y las zonas de estímulo económico que daban incentivos a los barrios deprimidos van a desaparecer. Así que en el Cabildo tenemos que buscar diferentes maneras de cómo obtener esos recursos”, expone.

Huízar considera sin embargo que su trabajo más importante, es que sus representados conozcan los servicios que la Ciudad les ofrece para resolver sus problemas básicos, del día a día, cómo a dónde acudir si su calle no está alumbrada, si no pasa la basura, si tienen colchones tirados en la calle. “Son cosas sencillas pero que la gente, a veces, no sabe a dónde recurrir”, dice.

A doce años de incursionar en el escenario público, cuando en 2001 ganó un asiento en la directiva del Distrito Escolar de Los Ángeles, dice que tiene el empleo de sus sueños. “Me da mucha satisfacción trabajar para mejorar la comunidad en la que crecí. Boyle Heights era considerada la capital de las pandillas y el crimen ha bajado a niveles que no se veían desde 1950”, comenta orgulloso desde el histórico edificio del Ayuntamiento, cuya remodelación fue inaugurada este año, y en la que el político ayudó a conseguir los $22.4 millones de dólares que se necesitaron.