En defensa del Monte Olimpo en Montecito Heights

Los vecinos se oponen a que la colina de Montecito Heights sea urbanizada

Guía de Regalos

En defensa del Monte Olimpo en Montecito Heights
Roy Payán le muestra a la reportera de La Opinión el espacio en cuestión, ubicado en Montecito Heights, mientras le explica sobre la preocupación de la comunidad por un plan de urbanizarla.
Foto: La Opinión - Ciro César

Todos los días, Roy Payán y sus perros caminan por el Monte Olimpo II (Mt. Olympus), una colina de Montecito Heights popularmente conocida como Flattop y desde donde se observa no solo el centro, sino todos los alrededores de la ciudad de Los Ángeles.

Pero la arrebatadora vista, se encuentra amenazada por los intentos de urbanizarla.

“Hace tres años, la Iglesia Foursquare Gospel de Echo Park se unió a un urbanizador para construir en todo el espacio abierto. La comunidad se opone porque queremos mantenerlo y conservarlo”, explica Roy Payán, quien ha vivido por años a unos pasos, y es el líder de la Asociación de Mejoras de Montecito Heights, creada para preservar la colina.

Esta es una montaña de aproximadamente 100 acres con unas 300 parcelas que en la actualidad se encuentran vacantes.

La Iglesia posee 40 acres y el plan es desarrollar 36 espacios, cada uno de 20 mil metros cuadrados, según dijo a los vecinos, el urbanizador Vince Daly durante una junta realizada el año pasado.

Payán dice que esta colina es uno de los últimos terrenos abiertos de la ciudad donde por décadas la gente ha podido admirar sus vistas y disfrutar de la naturaleza. “Lo que queremos es preservalo como un parque nacional para los niños y las generaciones por venir”, observa. “Esto es muy importante, si se toma en cuenta que lo que más le hace falta a Los Ángeles, son parques”, subraya, mientras camina a paso firme mostrando el terreno.

Los vecinos también están preocupados por los problemas de tráfico que generaría la construcción de más casas, ya que el único camino de acceso a la cima es Montecito Drive, que tiene partes muy angostas, de 15 pies.

“El camino es muy estrecho. Si pones 40 casas más, vamos a tener dos o más autos por casa. Y a eso debemos agregarle que por los recortes no tenemos suficientes bomberos. Y ni siquiera contamos con un carro de Policía. Es absurdo construir más cuando no se puede proteger a los vecinos actuales”, exclama Payán.

Otros riesgos que ofrece la construcción es que la cima tiene partes que están en una zona telúrica, y en caso de un sismo, podría haber deslizamientos de tierra que caerían sobre las casas ya construidas.

Eli Ruvalcaba, una trabajadora social cuya familia ha vivido desde los años 70’s en Montecito Heights dice que cuando cuestionaron a los urbanizadores sobre cuáles iban a ser las medidas de preventivas para evitar una tragedia, no hubo respuesta.

La comunidad también teme por la fauna silvestre de la montaña. “Tenemos coyotes, conejos, halcones, y pájaros. Es un ambiente bonito donde los niños del vecindario pueden ir a jugar en lugar de estar en la casa con los videojuegos. Se puede ir a caminar, llevar a los perros. Por qué arruinarlo”, se cuestiona.

Payán dice que los urbanizadores piensan que pueden hacer casas y venderlas en millones. “Quieren que solo los ricos disfruten del mejor paisaje y que los latinos, que somos entre el 60y 70% de los vecinos, nos quedemos sin nuestro terreno”, observa.

Ruvalcaba dice que no saben cómo es que piensan vender, cuando más de 50 viviendas están en lista de embargos porque sus dueños no las han podido pagar.

Justo esta semana, el concejal Gil Cedillo, en cuyo distrito está la colina en disputa, presentó una moción para que el Concejo de Los Ángeles solicite a la agencia de Conservación de las Montañas de Santa Monica un reporte en 60 días sobre sus esfuerzos por preservar el Monte Olimpo como un parque natural.

“Queremos continuar con los esfuerzos para preservar este espacio para que la gente de la comunidad pueda disfrutar las hermosas vistas de Los Ángeles y de los senderos para caminar”, dijo Cedillo.

La Opinión contactó al urbanizador David Daly del grupo Daly Group Inc., a quien la Iglesia Foursquare pidó desarrollar el plan de edificación, pero este no respondió a las preguntas relacionadas. Tampoco hubo respuesta de la Iglesia.