El año de los ‘Cuervos’

San Lorenzo empata con Vélez y es el campeón de Argentina
El año de los ‘Cuervos’
San Lorenzo players celebrate winning Argentina's soccer league championship after defeating Velez Sarsfield in Buenos Aires, Argentina, Sunday, Dec. 15, 2013. (AP Photo/Victor R. Caivano)
Foto: authors

BUENOS AIRES (EFE).— San Lorenzo se consagró ayer campeón del Torneo Inicial argentino tras igualar sin goles con Vélez Sarsfield como visitante, en una dramática definición que incluyó la igualdad de Newell’s Old Boys 2-2 con Lanús en Rosario.

Con apenas 33 puntos, los “Cuervos” , como es conocido el San Lorenzo, sumó el duodécimo título de su palmarés en el profesionalismo y logró añadir un trofeo a sus vitrinas que no conseguía desde 2007.

El San Lorenzo, que tiene al papa Francisco como uno de sus hinchas más emblemáticos, se alzó con este título tras empatar con Vélez como visitante y aprovechar la igualdad de sus otros dos escoltas, Newell’s Old Boys y Lanús.

Con la tensión hasta el final, San Lorenzo conquistó el torneo con la menor puntuación de un campeón desde la instauración de los torneos de una sola ronda (1991).

La campaña de nueve triunfos, seis empates y cuatro derrotas le alcanzó a los “Cuervos” para cosechar este título que le brinda la clasificación para la Copa Libertadores.

San Lorenzo se había quedado este semestre rápidamente eliminado en la primera fase de la Copa Sudamericana contra River Plate y había perdido la final de la Copa Argentina con Arsenal de Sarandí.

Vélez Sarsfield, de irregular campaña con Ricardo Gareca, quedó a un tanto del título porque un triunfo ante San Lorenzo hubiera dejado el trofeo de campeón en sus vitrinas.

En el otro encuentro que podía postergar Newell’s Old Boys y Lanús empataron 2-2.

Pablo Pérez y Carlos Izquierdoz, en propia meta, anotaron por el equipo rosarino, mientras que Paolo Goltz y Jorge Pereyra Díaz convirtieron para el conjunto granate.

Newell’s Old Boys no pudo mantener su buen comienzo que lo tuvo líder en las primeras once fechas y sumó al final ocho encuentros sin victorias.