Los vecinos siguen unidos

Organización defiende los derechos de los inquilinos
Los vecinos siguen unidos
La Unión de Vecinos ayudó a mejorar el agua en Maywood. Ahora buscan la limpieza de los callejones de Boyle Heights.
Foto: Archivo

Las compañías que por años ofrecieron agua color marrón a los residentes de Maywood ahora están obligadas a abrir al público sus libros contables y sus reuniones directivas, por la ley AB 240.

Se trata del triunfo más reciente de la Unión de Vecinos, una organización que desde 1996 defiende los derechos de los inquilinos en áreas habitadas mayormente por inmigrantes latinos.

“Por 10 años le dieron a la gente agua de color café y luchamos por eso”, dice su director, Leonardo Vilchis. “[La aprobación de la AB 240 en octubre] nos garantiza el acceso a agua de calidad para todos los inquilinos de Maywood”, celebra.

La tonalidad del líquido, según estudios, se debía a la concentración de manganeso —un químico que en exceso puede provocar daños al sistema nervioso— en los pozos subterráneos de donde extraen el agua las tres compañías que abastecen a la localidad desde hace más de un siglo. Hoy ya sale clara del grifo.

La legislación también da voz y voto en las acciones de dichas empresas a las personas que rentan una vivienda (que representan el 70% de la población de Maywood), no solo a sus propietarios.

En 17 años, la Unión de Vecinos ha demostrado que sabe abogar por su comunidad. Todo comenzó en 1996 con la lucha de los residentes de Pico Gardens y Alisso Village, dos complejos de vivienda pública de Los Ángeles, contra la demolición de sus unidades, aunque con la promesa de reconstruirlas.

“Nos dimos cuenta que eso significaba el desplazamiento de dos tercios de la población y decidimos unirnos”, cuenta Vilchis, resaltando que no todos lograron permanecer en estos sitios.

Desde entonces, la organización se ha enfocado en dar voz a los inquilinos en leyes relacionadas al control del alquiler y los desalojos, al tiempo que ha pedido más servicios municipales para ellos. También ha participado en la campaña contra los retenes policíacos que detectan a conductores sin licencia de manejo por su condición indocumentada.

El grupo ya cuenta con unos 1,200 miembros en 12 comités de vecindario, establecidos principalmente en el barrio de Boyle Heights, aunque su presencia ya se extendió a Maywood.

Uno de sus proyectos es la limpieza e iluminación de los callejones de Boyle Heights. “Los estamos convirtiendo en zonas seguras, en un área semirecreacional”, afirma Vilchis.

Unión de Vecinos

346 Gless St, Los Ángeles, 90033

3622 Slauson Ave, Maywood, 90270

(323) 908-3454

http://www.uniondevecinos.net

info@uniondevecinos.net

Alrededor de la web