Una experiencia digital

El grupo local de música jarocha 'Cambalache' se beneficia del apoyo en Internet para grabar su CD
Una experiencia digital
César Castro, líder del grupo 'Cambalache', es un impulsor de la música jarocha en esta ciudad.
Foto: La Opinión - Ciro César

“Iguana mía ¿ahora qué harás? Me voy al norte pa’trabajar ¿Será mentira, será verdad, que en esas tierras se gana más?”.

Esta letra, inspirada en la migración a este país, no estaría plasmada en un disco de no ser por los donativos que un grupo angelino que interpreta sones jarochos recibió en Internet.

“Cambalache”, un conjunto musical inspirado por la música veracruzana, recibió 13,500 dólares en un mes a través de la página Kickstarter.com, que ayuda en la recaudación de fondos para proyectos creativos. Así vio la luz “Una historia de fandango”, un álbum de 12 temas al ritmo de las jaranas.

“Nos dio gente desde cinco dólares, hasta un amigo de Veracruz que donó una jarana. Otro amigo nos donó una jarana que fue comprada por 800 dólares y otro donó una guitarra, esa no se vendió”, cuenta César Castro, líder de la agrupación, que fue creada en Los Ángeles en 2009.

Si bien la mayoría de los 241 donativos los hizo gente local, amigos, colegas y familiares de los músicos, otros proveían de Nuevo León, Baja California, Ciudad de México, Seattle, Chicago, Nueva York y Texas.

“Mayormente la gente donó de 20 a 50 dólares, pero hubo algunos que donaron 1,500, 300 [dólares] o incluso solo un dólar”, explica Xochi Flores, quien toca la jarana tercera, canta y baila.

Proyectos artísticos, causas sociales y festivales tradicionales en Los Ángeles han logrado concretarse con aportaciones recibidas en Internet. De esta manera, comerciantes de la Placita Olvera lograron salvar la celebración del Día de los Muertos que tambaleaba por la falta de fondos municipales. Ellos sometieron su petición en Kickstarter.com y recaudaron 12,200 dólares en 45 días.

Desde su lanzamiento en 2009, el sitio ha reunido 912 millones de dólares para 53 mil proyectos.

Flores, quien se encarga de obtener fondos para la Red Nacional de Jornaleros, dice que la propuesta se la hicieron otros grupos chicanos y ahora esperan que sirva de inspiración para otras bandas. “Ojalá que tomen nota y lo vean como un ejemplo, no sólo de recaudar fondos, sino de involucrar a la comunidad en lo que estás haciendo, porque nosotros tocamos pero sin la comunidad no hay música”, explica.

Castro es el único integrante del conjunto nacido en Veracruz. El resto —Flores; Chuy Sandoval, quien toca la jarana segunda; y Juan Pérez, bajista— nacieron o crecieron en Los Ángeles. “Cuando descubrí esta música mis oídos se me prendieron”, menciona Pérez. “Ya es parte de lo que yo hago”, agrega.

Con un nombre tomado de una palabra que significa intercambio o trueque de cosas —aplicándolo a lo que la música chicana aporta a sus canciones y viceversa—, “Cambalache” surge sin más pretensiones que exponer el género en eventos populares. A mediados de enero viajarán a Nueva York para tocar en APAP, un escaparate para los organizadores de festivales de todo tipo.

Ahí tendrán la oportunidad de interpretar parte de su primera producción, que —a decir de Castro—inicia con el acompañamiento de guitarras que muestran la influencia europea en el son jarocho, pasando por las percusiones ligadas a la herencia de los esclavos africanos, hasta llegar a la frontera [con la canción “La Iguana”, cuya letra se menciona en la entrada de esta nota] y después a Los Ángeles.

“Ojalá no tuviéramos que pedir [donaciones para el segundo álbum]”, dice Castro. “Más bien que pudiéramos apoyar a otros, sería como armar la cadenita, la misma ligada a la historia musical de Los Ángeles, de los chicanos. Uno quiere ser un eslabón digno dentro de esa cadena”, expone.

UNA HISTORIA DE FANDANGO

QUÉ: Presentación del CD

CUÁNDO: 21 de diciembre a las 7pm.

DÓNDE: 4232 Whiteside St. Los Ángeles

HORA: 7pm

TEL: (323) 261-0385

PRECIO: $10 o $15 con CD