Breves

En el cuarto día de asalto aéreo, aviones del Gobierno sirio bombardearon vecindarios controlados por la oposición en la ciudad de Alepo, destruyendo edificios y dejando por lo menos 200 personas muertas.

Los rebeldes dijeron que los bombardeos inusualmente intensos han hecho huir a los civiles al campo y se podría presagiar una ofensiva terrestre del Gobierno contra la ciudad, cuya mitad es controlada por la oposición, y ha estado dividida durante un año y medio por terribles enfrentamientos.

Al menos siete personas murieron ayer y otras 15 resultaron heridas en nuevos ataques contra fieles chiíes y policías en diversas zonas de Irak, informaron a Efe fuentes del Ministerio del Interior.

Dos policías y una miliciana suní perdieron la vida y 10 fieles chiíes sufrieron heridas en un ataque perpetrado por un suicida con un cinturón con explosivos en la localidad de Al Jales, próxima a Baquba, capital de la provincia de Diyala, al noreste de Bagdad.

El procurador egipcio anunció ayer miércoles que el presidente derrocado Mohamed Morsi será juzgado por conspirar con el grupo palestino Hamas, el libanés Jezbolá y otros para llevar a cabo una campaña de violencia en la península del Sinaí y más allá con el fin de desestabilizar al país luego de que fue echado del poder.

Los fiscales afirman que, mientras era presidente, Morsi y sus asesores revelaron secretos de Estado a esos grupos extremistas islámicos y a la Guardia Revolucionaria de Irán.