La ‘U’ celebra en Perú

El Universitario de David Comisso es nuevo monarca del futbol inca

LIMA, Perú (EFE).— Universitario de Deportes ganó ayer su vigésimo sexto título nacional en el futbol peruano al vencer en la ronda de penaltis por 5-4 al Real Garcilaso, en un partido disputado en el estadio de la ciudad de Huancayo, a 3,260 metros sobre el nivel del mar.

Los equipos llegaron a esta instancia después de ganar cada uno su partido como local: el Garcilaso por 3-2 en el estadio cuzqueño de Espinar, a 3,900 metros de altitud, y Universitario por 3-0, en el Estadio Monumental, de Lima.

En un encuentro jugado a toda máquina, que en el tiempo extra se vio afectado por el gran cansancio de los jugadores, afectados por la altitud andina, la U y Garcilaso empataron 1-1, por lo que tuvieron que definir el título en la ronda de penaltis.

A pesar de la intensidad del juego, el marcador no se abrió sino hasta el 51′, cuando el zaguero del Universitario, John Galliquio, realizó un remate cruzado a media altura.

El Garcilaso reaccionó con el gol en contra y al 58′, el argentino Alfredo Ramúa, estrelló un balonazo en el travesaño.

Cinco minutos después el zaguero paraguayo Rolando Bogado empatóal rematar un tiro de esquina.

De ahí en adelante ambos equipos mostraron más ganas que futbol y terminaron por ir por lo que tuvieron que ir al tiempo extra, en el que tampoco pudieron romper la paridad.

En la ronda de penaltis, los cremas de Lima mostraron mayor sangre fría y se repusieron del error en el primer tiro del uruguayo Miguel Ximénez, quien estrelló el balón en el travesaño.

Sin embargo, luego anotaron el centrocampista Christopher González, el zaguero Erwin Gómez, el media punta uruguayo Diego Guastavino, el delantero Raúl Ruidiaz y el zaguero Néstor Duarte, mientras que también falló el defensa Ángel Romero.

Por el Garcilaso, anotaron el argentino Alfredo Ramúa, el zaguero César Ortíz, el defensa Luis Guadalupe y el paraguayo Víctor Ferreira, mientras que fallaron el delantero Jesús Rey y el centrocampista Edwin Retamozo.

El estadio de Huancayo, con capacidad para 23 mil personas, fue escenario de una final inédita entre la U, uno de los equipos más populares del futbol peruano, y el Real Garcilaso, que disputó su segundo título nacional en solo dos años en la Primera División.