al zozobrar su bote en Turcos y CaicosTragedia en alta mar

Naufraga bote sobrecargado de inmigrantes de Haití; mueren 18

PROVIDENCIALES, Islas Turcos y Caicos.— Por lo menos 18 migrantes haitianos murieron el miércoles cuando su bote sobrecargado naufragó mientras era remolcado a la costa de las islas Turcos y Caicos, dijo un portavoz del gobierno de ese territorio británico.

Una unidad de la división marítima de la Policía Real de Turcos y Caicos había interceptado la balandra unas dos horas antes y lo iba acompañando a la costa cuando zozobró abruptamente, desatando una búsqueda frenética y una operación de rescate en medio de la obscuridad antes del amanecer.

El motivo del naufragio aún no ha sido confirmado. Karlo Pelissier, el cónsul hatiano en Turcos y Caicos, dijo que los sobrevivientes le dijeron que varios migrantes trataron de saltar del bote de 28 pies y escapar a tierra cuando se acercaban a la isla de Providenciales, y que el movimiento hizo que el bote sobrecargado zozobrara.

Las autoridades rescataron a 32 personas, incluyendo a un niño de 12 años, y recuperaron los cadáveres de 18 personas. Buzos y helicópteros de la Guardia Costera estadounidense ayudaban a buscar a otros posibles sobrevivientes o víctimas. La zona en la que ocurrió el incidente es despejada y está a unas 150 yardas de la costa, por lo que no se esperaba que aumentara mucho el número de víctimas, dijo Neil Smith, un vocero oficial.

Los sobrevivientes fueron llevados a un centro de detención para migrantes en Providenciales, la isla más poblada del archipiélago al sureste de las Bahamas. No hubo heridos graves. “Están cansados pero están bien”, dijo Pelissier en una entrevista telefónica mientras estaba reunido con ellos.

Aún no se tenían datos del hijo de 10 años de uno de los migrantes, y la cuenta total de muertos y heridos no estaba disponible, agregó Pelissier.

Los migrantes, la mayoría provenientes de Puerto Príncipe y la ciudad norteña de Cabo Haitiano, comenzaron su viaje el domingo por la noche, dijo Pelissier. Pagaron entre 500 y 1,000 dólares cada uno y trataban de llegar a Miami o Bahamas, así como a Turcos y Caicos, que tiene una comunidad de haitianos trabajando en construcción y turismo.

Las autoridades haitianas han tratado de desalentar a los migrantes para que eviten estos riesgosos viajes.

“Nos entristece una tragedia así y expresamos nuestras condolencias a las familias y amigos de aquellos afectados por este accidente, nuestras oraciones están con ellos”, dijo Salim Sucar, asesor del primer ministro haitiano Laurent Lamothe.

Se espera que los inmigrantes sean repatriados en los próximos días. Las autoridades aún no han identificado al capitán del barco o a alguno de los traficantes de personas entre los sobrevivientes, dijo el vocero de la policía Audley Astwood. “En este momento la operación está centrada en la búsqueda y rescate, para salvar tantas vidas como sea posible”, agrego.

Las aguas que rodean a Turcos y Caicos están repletas de islas diminutas, arrecifes de coral y partes con aguas bajas, lo que la convierte en una ruta peligrosa para los botes y una zona de tránsito frecuente para los contrabandistas que buscan escapar de la justicia.

Los accidentes de botes con migrantes se han hecho cada vez más comunes en la región. En noviembre, un barco de inmigrantes sobrecargado naufragó en el sur de las Bahamas y cerca de 30 personas se ahogaron.

En julio de 2009, un velero con unos 200 haitianos encalló en un arrecife de coral frente a Turcos y Caicos causando la muerte de al menos 15 personas. En mayo de 2007 al menos 61 inmigrantes murieron en un naufragio ocurrido muy cerca de la costa de Providenciales.

___

Vivian Tyson en Turcos y Caicos y Trenton Daniel en Puerto Príncipe contribuyeron a este despacho.