Hacen sentir la Navidad

Reparten comida, ropa y risas en distintos lugares de la ciudad
Hacen sentir la Navidad
Antonio Cruz recibe comida de la organización 'Quinn Adah Grand Chapter Order of the Eastern Star' en Skid Row. La institución distribuye ropa usada y alimentos a familias necesitadas

Paul Moreno tiene cinco años dando comida a los indigentes y desamparados de Los Ángeles durante la Navidad pero ayer fue la primera vez que estuvo en el área de Skid Row.

“Nosotros manejamos por todos lados y donde quiera que vemos gente allí nos detenemos pero es la primera vez que hemos venido a esta esquina”, dijo Moreno, quien viajó desde Corona con otros cuatro amigos para dar alimentos sencillos a las personas menos afortunadas.

“Esta es mi Navidad. Yo gasté dinero en esto, vine aquí para darlo a cambio”, dijo Moreno quien lleva 8 años y medio rehabilitado del alcohol. Este año esperaba repartir 100 sándwiches.

Moreno fue una de los tantas personas que ayer ofreció ropa y comida a los miles de personas sin hogar que viven en las inmediaciones del Skid Row.

Desde mediados de la mañana, personas sin hogar y transeúntes de la Calle San Julián, entre las calles Quinta y Sexta, recibieron la visita de diversas organizaciones e iglesias de la ciudad. Zapatos, ropa de diversas tallas y estaciones y comida preparada fueron algunos de los “regalos” navideños que recibieron.

“Mis hijos necesitan ropa y no puedo muy fácilmente comprarles y es por eso que me vengo para acá”, dijo Norma Flores, quien vive en el Este de Los Ángeles y tenía tiempo que no iba al área a buscar ropa para sus hijos.

Mientras Flores escogía ropa con su hija pequeña, sus otros cuatro hijos hacían fila en el Midnight Mission, ubicado a media cuadra del lugar, para obtener sus juguetes de Navidad. “Buscando uno bien se encuentra ropa buena”, añadió, mientras buscaba entre las cajas de ropas traídas por el Proyecto Jireh.

“Es una forma de decirles que a ellos nadie los ha olvidado, que siempre hay alguien que piensa en ellos todos los días y no sólo en Navidad”, dijo Camden Johnson, fundador del Proyecto Jireh, el cual está conformado por un grupo de fraternidades universitaria.

“Otro objetivo de nuestro proyecto es crear conciencia. Mucha gente de Los Ángeles ni siquiera viene aquí y no sabe lo que está pasando. Queremos correr la voz porque mientras más gente sepa, más gente vendrá”, dijo Johnson.

Antonio Cruz, del Sur Centro de Los Ángeles, señaló que la ayuda “nos hace sentir la Navidad más cerca”. Cruz ha sido golpeado por la economía y no ha tenido empleo fijo desde hace más de seis meses. “Casi no hay trabajo y trabajo por días reciclando cartones”, dijo el hombre quien fue a Skid Row acompañado de su hermana.

Pero aunado a este lugar personas indigente y de escasos recursos en el área West Hollywood también tuvieron la oportunidad de disfrutar de una cena navideña junto con juguetes para los niños y un programa de comedia, ofrecido por el Laugh Factory. El evento se ha convertido en una tradición que ya lleva 34 años.

“Nosotros no tenemos ninguna otra causa sino que coman, que pasen un día festivo, los hacemos reír y adiós”, dijo el actor y comediante Paul Rodríguez, socio del lugar, poco antes de comenzar el evento. “No damos tickets.

Haces línea y no te preguntamos nada. Simplemente te damos de comer”, dijo. Rodríguez resaltó que esperaban la presencia de Arsenio Hall, Chris Rock y otros actores y comediantes durante el evento que se prolongaría desde la 1 de la tarde hasta que se agotara la comida.

Alrededor de la web