Broadway triunfó en 2013 con musicales y dramas

En 2013, musicales como 'Kinky Boots' animaron la cartelera
Broadway triunfó en 2013 con musicales y dramas
'Kinky Boots', de Cindy Lauper (foto arriba), y 'Betrayal', con Rachel Weisz y Daniel Craig (foto abajo), éxitos de Broadway en 2013.
Foto: AP

Nueva York — Éxitos como Kinky Boots, ganadora de seis premios Tony, o Betrayal, que amasa un millón de dólares por semana. Estrellas como Scarlett Johansson, Tom Hanks o Rachel Weisz sobre las tablas. Y fracasos como Breakfast at Tiffany’s o Let it Be, con música de The Beatles. Todo cabe en doce meses en la meca del teatro neoyorquino.

Un enero que empezó con una “gata sobre el tejado de zinc caliente”, con los rasgos felinos de Scarlett Johansson y la abrasadora dramaturgia de Tennessee Williams; un diciembre al abrigo del aterciopelado acento británico de Ian McKellen y Patrick Stewart en su combo de No Man’s Land, de Harold Pinter, y Waiting for Godot, de Samuel Beckett.

Kinky Boots repitió la fórmula que dio el éxito a Billy Elliot. Tomar un filme independiente británico y convertirlo en un producto para las masas. En este caso, además, con sus seis premios Tony, incluido el de Mejor Musical del Año, resucitó de paso a la estrella del pop de los ochenta Cindy Lauper.

Pippin, elegida la Mejor Reposición Musical de la temporada y ganadora de cuatro premios Tony en total, recurrió al formato clásico e inmortal de Bob Fosse, con el ingenio artesano sobre la escena y la magia del local pequeño.

También llegaron con la primavera la revisión en clave irónica de Chejov en Vanya and Sonia and Masha and Spike, protagonizada por Sigourney Weaver y considerada la Mejor Obra no musical del año, y la importación del montaje triunfador en el West End londinense, Matilda.

En esta temporada pasaron por los teatros de Broadway 11 millones de personas dejándose un total de 1,138 millones de dólares (930.4 en musicales y 198 en piezas dramáticas

Y si los musicales son para la primavera y el verano, los dramas son para el otoño y el invierno. Destacaron The Glass Menagerie, otra obra maestra de Tennessee Williams, con Zachary Quinto (Star Trek), Macbeth, con Ethan Hawke y la estelar reposición de Betrayal, de Harold Pinter, con el interés añadido de tener en esta historia de infidelidades a un matrimonio real y tan glamuroso como Rachel Weisz y Daniel Craig (Skyfall) a las órdenes de Mike Nichols (Working Girl).