La fotografía lo salva

Joven que solía ser grafitero encuentra en el arte una forma de rescatar su vida
La fotografía lo salva
Mario Cruz solía pintar grafito en las calles, hacer fechorías, pero ahora es un artista fotográfico que tiene una exhibición en el Ayuntamiento de Los Ángeles.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

Cuando Mario Cruz crecía en la pobreza en Pico Union, pintando grafito, falsificando boletos para el autobús y hurtando comida, ya se sentía un artista de la lente.

A sus 23 años puede decirse que la fotografía lo salvó de terminar arrestado o sin vida y lo ha llevado ahora hasta exhibir su arte en el Ayuntamiento de la ciudad.

“Entre los 14 y 18 años me dediqué a pintar ‘grafiti’ en Hollywood, South Central, Koreatown, en los trenes, espectaculares, en las autopistas, detrás de las bancas en las paradas de camiones. Buscaba llamar la atención porque me sentía solo. A mi papá lo habían deportado a El Salvador cuando yo tenía ocho años, y mi mamá se la llevaba trabajando en el McDonald”, dijo.

Pero el grafito callejero le costó un arresto, y cuando estaba en libertad condicional, ocurrió un incidente que le hizo cambiar su vida.

“Michael Peña, un niño que empezó a seguirme, a quien yo le estaba enseñando ‘grafiti’, murió asesinado en un tiroteo. Eso me dolió mucho. Así que dije tengo que hacer algo. También quería hacerla mejor que mi papá que había sido un pandillero”, recordó.

A los 18 años, Mario Cruz conocido con el nombre artístico de “FenixLAX” se compró una cámara y se puso a estudiar fotografía en el Colegio Comunitario de Santa Monica, pero no continuó porque dijo que “era muy caro.”

A pesar de ese revés, se convenció asimismo que sería grande y que tenía que irse de Los Ángeles, y comenzar de nuevo. Y para saber donde sería su nuevo hogar, lanzó una moneda al aire en un mapa. “Cayó en Oregon y me fui para allá. Trabajé de conserje los primeros meses. Mientras limpiaba las tazas de los baños me decía a mismo que sería el Picasso de la fotografía”.

Pero en sus ratos de ocio, empezó a mostrar sus fotos en pequeñas galerías. Más tarde fue invitado a competir para tomar las gráficas oficiales del Mes de la Historia Afroamericana en el Ayuntamiento de Portland. Y ganó ante la sorpresa de los propios afroamericanos de Oregon que no podían creer que un latino fuera a tomar las imágenes. “Yo me empapé tanto de su historia, que cuando ellos me hacían preguntas, se quedaban pasmados de la precisión con que yo contestaba.”

Regresó a Los Ángeles, determinado a hacerla en su propia tierra, y empezó a dar pláticas a los niños de las escuelas. Así conoció a Gloria Farias, presidenta de Nonprofit Housing Corporation, quien sorprendida por su talento lo hizo su asistente. A su lado aprendió de políticas de gobierno.

Creó el grupo Jóvenes Profesionales de Pico Union para combinar la política del barrio con el arte. Y logró colarse al lugar número 61 de los 100 personajes más importantes de Pico Union.

“Mi madre pensó que yo iba a terminar en la cárcel pero hoy estoy convencido que quiero trabajar con los niños y llevarles el mensaje de que sí se puede con trabajo duro y dedicación”, dijo.

La exhibición de 24 fotografías bordeadas de grafiti que retratan Pico Union entre 2009 y 2013, estará todo el mes en el puente del tercer piso del Ayuntamiento. Mario Cruz obtuvo el apoyo del concejal Gil Cedillo para mostrar su trabajo y éste pagó los 1,000 dólares que cobra la Ciudad para montar exposiciones de arte en el edificio municipal.?