Una respuesta inadmisible

El sistema de detención de indocumentados está fuera de toda supervisión pública debido a la negativa de las autoridades federales a entregar documentos sobre la situación de decenas de miles de detenidos. Es inadmisible que haya un sector penal que este fuera de este escrutinio.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) pidió hace cinco años a las autoridades de migración—mediante la Ley de Libertad de Información— detalles sobre los detenidos en prisiones de inmigración.

La expectativa del ACLU y del juez federal Richard Berman es que se den a conocer los documentos sobre más de 22 mil detenidos. Sin embargo, las autoridades federales dijeron que “eso no era posible”, proponiendo presentar una muestra confiable de 385 archivos en un periodo de 15 meses.

Esta respuesta es una vergüenza carente de toda credibilidad. El mismo juez ha expresado su frustración hace unos días al quejarse que el Gobierno no ha revelado ningún documento desde que emitió una orden judicial el pasado septiembre y que las mismas autoridades han dicho que les tomaría hasta siete años producir 100 archivos.

Es intolerable el trato que reciben los indocumentados detenidos fuera de protección legal normal en el sistema estadounidense. El secreto con que se manejan los traslados y la situación en general es un abuso a los derechos humanos.

La Suprema Corte de Justicia indicó en 2001 que el indocumentado no puede estar detenido más de seis meses. Pero un análisis de la Prensa Asociada en 2009 halló cientos de personas detenidas por mas de un año a pesar de no tener antecedentes criminales.

Hay motivos para creer que en la red de prisiones privadas y atiborrados tribunales de inmigración haya una gran cantidad de gente sin antecedentes penales detenida por mucho más de seis meses sin justificación alguna.

La respuesta de las autoridades al juez Berman es digno de una burla de un sistema mas interesado en dar clientes a las prisiones privadas que en lo que es justo, razonable y legal tanto para los detenidos como sus familiares.

Alrededor de la web