Informe sin novedades cierra pesquisa de masacre en Sandy Hook

Más de 6,500 páginas, miles de fotografías y más de 12 horas de grabaciones de video fueron divulgadas por las autoridades estatales

Parte del armamento hallado en la habitación del atacante de Sandy Hook Adam Lanza.
Parte del armamento hallado en la habitación del atacante de Sandy Hook Adam Lanza.
Foto: Archivo / AP

Nueva York – Las autoridades del estado de Connecticut divulgaron el viernes miles de documentos relacionados con la investigación de la matanza escolar de Newtown, en diciembre del año pasado, aunque no aportan novedades sobre el caso.

Más de 6,500 páginas, miles de fotografías y más de 12 horas de grabaciones de video fueron divulgadas por el departamento estatal de Servicio de Emergencias y Protección Pública.

“La publicación de este documento es indicativa de que la investigación criminal de la Policía estatal está cerrada”, señaló ese departamento.

La enorme cantidad de documentos incluye nuevo material de la investigación pero no aporta nuevos elementos de importancia.

El informe preliminar del 25 noviembre, de 48 páginas, ya señaló que las pruebas “muestran claramente que el tirador planeó sus acciones, incluyendo quitarse la vida, pero no hay indicios claros de por qué lo hizo o por qué atacó la escuela Sandy Hook“.

El 14 de diciembre de 2012, Adam Lanza, de 20 años, mató a tiros a su madre, Nancy, en la casa en la que ambos vivían, y luego se dirigió fuertemente armado a la escuela primaria Sandy Hook, donde entró disparando sobre la puerta.

Nada más entrar, asesinó a la directora y a la psicóloga del centro y, posteriormente, entró en dos clases de primer curso y mató a dos maestras, dos ayudantes y a un total de 20 niños de entre 6 y 7 años.

Tras realizar 150 disparos, en apenas cinco minutos, con un fusil de asalto semiautomático, Lanza se suicidó cuando llegó la Policía, aunque todavía tenía varias municiones y más armas (dos pistolas semiautomáticas).

Todo el tiroteo ocurrió en poco más de cinco minutos y Lanza se mató apenas un minuto después de que los primeros agentes llegaran a las afueras del centro.

Los documentos ofrecen algunos detalles más sobre la obsesión de Lanza con las armas y la violencia, y también sobre el proceso de la investigación.

Una de las causas por los que no se pudo determinar los motivos de Lanza (quien padecía síndrome de Asperger, una variante del autismo) es porque el autor de la matanza no dejó nada escrito y destruyó el disco duro de su computador antes de la misma.

El material divulgado hoy no incluye fotografías de las víctimas, cuyos nombres tampoco se mencionan, dentro de un evidente deseo de las autoridades de respetar la intimidad de las familias.

De hecho, las autoridades rechazaron inicialmente, por el mismo motivo, divulgar el contenido de las llamadas a los servicios de urgencia (911), algo que finalmente tuvieron que hacer a comienzos de mes tras la decisión de un juez.

En este sentido, el comisionado del Servicio de Emergencias y Protección Pública, Reuben Bradford, reconoció en una carta que acompaña al material que “equilibrar los intereses a menudo enfrentados de la transparencia institucional y la privacidad individual ha sido difícil”.

Entre las fotografías mostradas hoy figuran nuevas imágenes de las armas y la munición que llevaba Lanza, así como de la escuela y sus alrededores, u objetos encontrados en su casa como una felicitación de cumpleaños que le envió su padre (divorciado hacía tiempo de la madre).

“Adam, feliz cumpleaños. Envíame un correo electrónico cuando quieras ir al monte o a disparar. Te quiere, papá”, dice la felicitación.