Literatura 2013

Vargas Llosa cierra el año con novela destacada
Literatura 2013
El escritor peruano Mario Vargas Llosa retornó este año a la novela, después de recibir el Premio Nobel, con el libro 'El héroe discreto'.
Foto: AP

MADRID, D.F.— El amor, la violencia, la soledad o la intriga son algunos de los temas de los libros más destacados en 2013, con títulos como Mi vida querida, de Alice Munro; Y las montañas hablaron, de Hosseini; La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joël Dicker; y El héroe discreto, de Vargas Llosa.

El año que ahora se va ha sido, a pesar de la crisis y del fuerte descenso en las ventas, un tiempo de buenas novelas, en contra de algunos agoreros que pronostican su muerte.

A los libros citados se podría añadir Los años de peregrinación del chico sin color, de Haruki Murakami; Canada, de Richard Ford; Lo que no tiene nombre, de Piedad Bonet; Perdida, de Gillian Flynn; y Vivir de noche, de Dennis Lehane.

Y a pesar de que los “best sellers” son los libros que más han sufrido el descenso de ventas este año, uno de los reyes del género, el estadounidense Stephen King, ha vuelto a colocar su último trabajo, Doctor Sleep (Plaza y Janés), secuela de El resplandor, entre los más vendidos.

Alice Munro, considerada la “chejov canadiense” recibió este año la noticia más soñada para todo escritor, el premio Nobel de Literatura, en un año en el que su último libro, Mi vida querida (Lumen), también ha sido una joya en forma de cuentos, con la que esta mujer muestra todo un universo a partir de su observación de lo cotidiano, lo pequeño, lo anecdótico.

El regreso de Mario Vargas Llosa a la novela, después de recibir el Premio Nobel, era muy esperado, y lo ha hecho este año con El héroe discreto (Alfaguara), una historia de chantajes, venganza y codicia desmedida en la que reivindica la cultura como arma para luchar contra la barbarie.

La última novela del autor afgano, afincado en Estados Unidos, Khaled Hosseini, Y las montañas hablaron (Salamandra), ha sido otro de los libros importantes del año.

Tras el enorme éxito de Cometas en el cielo o Mis soles espléndidos, Hosseini toma como excusa la dura decisión de una humilde familia que vende a uno de su hijos para salvar al resto de sus miembros, para hablar de varias generaciones y diferentes momentos históricos de Afganistán.

La verdad sobre el caso Harry Querbert (Alfaguara), del escritor suizo Jöel Dicker, ha sido un fenómeno editorial traducido a 33 idiomas. Dicker traza una trama llena de enredos protagonizada por el joven escritor norteamericano Marcus Goldman, quien en su exitosa novela implica a un hombre llamado Harry Querbert.

Y otra vez el japonés Haruki Murakami ha conseguido, ahora con su última novela, Los años de peregrinación del chico sin color (Tusquest), el éxito de crítica y público con una historia sobre la búsqueda de los sentimientos ocultos durante un largo tiempo. Todo ello envuelto en la atmósfera casi hipnótica de Murakami.

La escritora y periodista estadounidense Gilliam Flynn ha firmado este año uno de los “thriller” psicológicos y de terror más impactantes y sorprendentes, Pérdida (Mondadori), con una trama muy elaborada llena de intensidad y sobresaltos.

Canada (Anagrama), del narrador estadounidense Richard Ford, ha visto la luz este año y ya ha sido tildada como una de las grandes novelas del siglo XXI por John Banville. Una novela sobre la pérdida de la inocencia, los lazos familiares y el camino para alcanzar la madurez.

La narradora y poeta colombiana Piedad Bonet ha conmovido también a miles de lectores con su novela Lo que no tiene nombre (Alfaguara), un relato estremecedor y lúcido sobre el suicidio de su hijo, un día después de que a ella le anunciaran que había ganado el Premio de poesía Casa de América.

Y en el género policiaco y criminal, ha vuelto a escribir su nombre con mayúsculas el estadounidense Dennis Lehane con su novela Vivir de noche (RBA), premio Edgar a la mejor novela del año, una narración que supuso una radiografía implacable de una época de destilerías y garitos clandestinos, tiroteos en plena calle y corrupción policial y política.