Breves deportivas

Breves deportivas
Sharapova está de regreso.
Foto: EFE

De vuelta al circuito tras una lesión en el hombro, Maria Sharapova apeló a todo a su repertorio para sortear con victoria un partido de primera ronda en el arranque de la temporada.

Agresiva en todo momento, Sharapova despachó ayer 6-3, 6-0 a la francesa Caroline García, en el torneo de Brisbane, Australia.

Por otro lado, Venus Williams ganó 11 de los últimos 12 puntos en la victoria 6-3, 7-6 (1) sobre la checa Andrea Hlavackova en su debut en el torneo de Auckland.

El antesalista dominicano Aramis Ramírez aún no tiene planes de retirarse del beisbol y su plan es disputar un par de temporadas más.

“Todavía no sé, me gustaría jugar uno o dos años más pero mi cuerpo dirá hasta cuándo puedo jugar” dijo Ramírez, en una entrevista radial en Santo Domingo.

Ramírez, de 35 años de edad, se vio limitado a 92 partidos la pasada campaña con los Cerveceros, bateando .283, con 12 jonrones y 49 remolcadas, con 18 dobles y 43 carreras anotadas.

Todavía tiene contrato para la próxima temporada con Milwaukee.

Alex Cabrera, de los Tiburones de La Guaira, se convirtió en el primer pelotero en ganar la triple corona ofensiva en el beisbol profesional venezolano, que culminó ayer la ronda regular.

Cabrera cerró con un promedio de bateo de .391, con 21 cuadrangulares y 59 carreras impulsadas, en 59 partidos disputados, que lo convierte en el jugador más destacado en lo que va de temporada en el país caribeño.

Tony Parker, escolta francés de los Spurs de San Antonio, ofreció disculpas ayer, tras conocerse una fotografía en la que hace el mismo gesto, considerado antisemita, que ha metido en una polémica a su compatriota, el futbolista Nicolas Anelka.

En la fotografía aparecen Parker y un comediante francés haciendo un gesto conocido en el país europeo como la “quenelle”.

Los críticos de esa seña la describen como un saludo nazi pero con el brazo hacia abajo. El fin de semana, Anelka hizo el gesto para celebrar un gol, lo que le generó muestras de indignación incluso del gobierno francés.