Legal revisar ‘laptops’ en la frontera: juez

Agentes de CBP pueden urgar en el contenido sin sospecha razonable

Una corte federal determinó ayer que el Gobierno de Estados Unidos puede urgar en el contenido de las computadoras portátiles, teléfonos celulares y otros aparatos electrónicos de los viajeros que intenten entrar al país por los puertos fronterizos, incluyendo a los estadounidenses, aún cuando no haya una sospecha razonable.

La Corte emitió su fallo argumentando que la Cuarta Enmienda que prohíbe la revisión sin sospecha alguna no aplica en la frontera, basado en el interés del Gobierno en combatir el terrorismo.

La ACLU, la New York Civil Liberties Union, y la Asociación Nacional de Abogados Defensores Criminalistas presentaron la demanda en septiembre de 2010 en contra del Departamento de Seguridad Nacional (DHS). La ACLU dijo que planea apelar el fallo.

El DHS se atribuyó el derecho de revisar el contenido en los aparatos electrónicos de los viajeros que crucen la frontera hacia EEUU y retener los aparatos o copias del contenido para seguir revisándolos una vez que se le ha permitido al viajero entrar al país, sin importar si éste es sospechoso de algún delito.

La demanda fue presentada en representación de Pascal Abidor, quien tiene ciudadanía francesa y estadounidense, cuya laptop fue revisada y confiscada en la frontera con Canadá. Abidor viajaba de Montreal a Nueva York en un tren de Amtrak en mayo de 2010 cuando agentes aduanales le confiscaron su laptop. Abidor, estudiante de estudios islámicos en McGill University, fue cuestionado, bajado del tren, esposado y detenido en una celda durante horas antes de ser dejado en libertad sin cargos.

Cuando le regresaron su laptop 11 días después, había evidencia de que varios de sus archivos personales habían sido revisados, incluyendo fotos y conversaciones con su novia.