‘Rafa’ hace realidad dos sueños

Márquez se corona campeón con León y saca boleto para su cuarto Mundial
‘Rafa’ hace realidad dos sueños
Rafael Márquez coronó con León el sueño de un título en México.
Foto: MEXSPORT

GUANAJUATO, México (NTX).— El defensa central del Club León, Rafael Márquez Álvarez, vivió en 2013 su regreso a la selección nacional cuando muchos lo daban por descartado, además consiguió el título de liga con los Panzas Verdes y se convirtió en el primer jugador mexicano en ser campeón en tres ligas: Francia, España y México.

Sin duda, 2013 fue el año de Rafael Márquez, quien fue presentado como refuerzo del Club León el 14 de diciembre de 2012, y justamente un año con un día después, el 15 de diciembre de 2013, se convirtió en campeón del futbol mexicano, después que los Esmeraldas vencieran al América por marcador global de 5-1.

Rafa Márquez regresó a México después de jugar 13 años en el extranjero: en el As Mónaco de Francia (2000-2003), Barcelona de España (2003-2010) y Red Bulls de New York, en Estados Unidos (2010-2012).

Ha participado en tres copas mundiales de futbol: Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, y su objetivo es participar en la cuarta en Brasil 2014.

Nació en el municipio de Zamora, Michoacán, el 13 de febrero de 1979, debutando en primera división con los rojinegros del Atlas, como defensa central, aunque también juega como medio de contención.

Actualmente es un referente en la defensa del Club León, donde ha hecho un trabajo interesante al lado de los también zagueros centrales Ignacio González y Jonhy Magallón, y se ganó un lugar en la selección nacional en los últimos partidos de la eliminatoria.

“El objetivo es seguir manteniendo la misma idea futbolística del profe (Gustavo) Matosas, tanto en la Liga como en la Copa Libertadores; en lo personal, estoy muy contento por lo que ha pasado este año, estoy muy agradecido con la gente del club León por esta oportunidad y hay que seguir viendo para adelante”, expresó en entrevista.

El equipo León tuvo apenas una semana de vacaciones tras obtener el campeonato, reportándose este lunes a los entrenamientos, mismo día en que se realizó un desfile por las principales calles de la ciudad para festejar el triunfo con la afición.

Fue Rafael Márquez como capitán de los Panzas Verdes, quien recibió el trofeo de campeón de la Liga MX, en la cancha del estadio Azteca, que significó la sexta corona del Club León en Primera División.

Todo el equipo León sobresalió en 2013, ya que los jugadores han hecho un grupo muy compenetrado, cuya base viene jugando desde la Liga de Ascenso, como Carlos Peña, Luis Montes, Ignacio González, José Juan Vázquez, Eisner Loboa, Darío Burbano y Edwin Hernández.

Las incorporaciones de Rafael Márquez en la defensa y los extranjeros Matías Britos, Mauro Boselli y Franco Arizala en el ataque, han sido aciertos del director técnico Gustavo Matosas.

En total, Rafael Márquez ha obtenido 15 títulos en su trayectoria: en Francia jugando con el Mónaco, se proclamó Campeón de la Ligue 1 en la Temporada 1999-2000, posteriormente la Supercopa de Francia, en el mismo año y nuevamente la Liga en 2002-2003.

Al término de ese año futbolístico, el defensa fue fichado por el Barcelona, y tras dos años complicados de lesiones y pocos éxitos, Márquez fue parte importante de una de las etapas más gloriosas que ha tenido el cuadro blaugrana en las últimas épocas.

En la temporada 2004-2005 ganó su primera Liga de España, la cual refrendó junto a sus compañeros en la 2005-2006. Ese mismo año el michoacano levantó una Supercopa de España y se proclamó como el primer mexicano en conseguir una Champions League.

Después vinieron dos Supercopas de España (2007-2008 y 2009-2010), dos Ligas más (2008-2009 y 2009-2010), una Copa del Rey (2008-2009), otra Champions League (2008-2009) y una Supercopa de Europa, además de un Mundial de Clubes en la 2009-2010, última temporada en la que vistió los colores del conjunto catalán.

De regreso a México, tuvo una primera campaña complicada en la que el equipo no obtuvo los resultados deseados quedando fuera de la Liguilla y de la Copa Libertadores, donde no pudo superar la fase de Repechaje para acceder a la etapa de grupos, pero seis meses después se proclamó campeón del futbol mexicano.