Rodrigo Prieto: Scorsese sí es un perfeccionista

Director de fotografía Rodrigo Prieto habla de su labor con Martin Scorsese en 'The Wolf of Wall Street'
Rodrigo Prieto: Scorsese sí es un perfeccionista
Martin Scorsese (izq.) habla con Rodrigo Prieto (der.) durante el rodaje de 'The Wolf of Wall Street'.
Foto: Paramount Pictures

EDITORES: Con AP Fotos.

MÉXICO, D.F.— Con The Wolf of Wall Street el director de fotografía mexicano Rodrigo Prieto cumplió uno de sus sueños al trabajar con Martin Scorsese.

“Fue increíble, desde que estaba en la escuela de cine en la Ciudad de México admiraba mucho las películas de Scorsese. Raging Bull es una de mis favoritas, si no es que mi película favorita”, dijo Prieto en una entrevista telefónica reciente. “Jamás imaginé poder trabajar con él, pero fue una oportunidad increíble”.

El director de fotografía no titubeó al hablar de Scorsese el perfeccionista, como se le ha hecho fama al cineasta, quien ha parodiado él mismo sobre esto en algunos comerciales.

“Sí es perfeccionista, como todos los buenos directores quiere lograr cosas muy específicas, pero al mismo tiempo da una libertad a que sucedan las cosas naturalmente”, explicó.

La película, protagonizada por Leonardo DiCaprio con Matthew McConaughey y Jonah Hill, recaudó 34.3 millones de dólares durante sus primeros cinco días en cartel.

Retrata la historia del corredor financiero de Wall Street Jordan Belfort, quien llegó a ganar 12 millones de dólares en cuestión de minutos y unos 50 millones de dólares en un año.

Con el tiempo se descubrió que todo era un fraude y terminó tras las rejas.

La película retrata su ascenso estrepitoso a finales de la década de los años 80 y su caída en los 90, para lo cual Prieto trató de darle el estilo de las cintas de esas décadas.

“En algunas escenas usé algo de atmósfera de humo, con algunos rayos de luz entrando por las ventanas, que es muy de esa época y al personaje de la esposa de Jordan Belfort, Naomi, la iluminé varias veces como la hubiera iluminado a principios de los 90, con una luz suave, lateral”, dijo el cineasta nacido en la Ciudad de México en 1965. “No lo quería hacer muy evidente pero ayudaba a la sensación de estar en esos tiempos”.

Prieto, quien dice que trata siempre de “seguir visualmente la trayectoria emocional de los personajes”, también buscó crear sensaciones diferentes en momentos en los que Belfort está drogado.

“En la escena en la que toman los Quaaludes [metacualona] y no pueden hablar bien y los músculos se les relajan, utilicé una técnica de cámara donde con la obturación de la cámara y los cuadros por segundo logramos una imagen que tenía una especie de barrido, se ve como borrosa con los movimientos de los actores”, dijo. “En varias de esas escenas usé esta técnica para que el espectador se sintiera medio drogado”.

Una de estas escenas transcurre en un club nocturno con la luz amarilla y verde, que representa oro y dólares según Prieto, en la cual hubo estorbos inesperados que “iluminaban la cara de DiCaprio con un gesto alucinante”, relató el director de fotografía.

Prieto pudo atestiguar que DiCaprio y Scorsese, quienes han filmado con esta cinco películas juntos, incluyendo la ganadora del Oscar The Departed, mantienen una relación de “colaboración muy bonita”.

“Después de casi cada toma Scorsese lo invitaba al monitor [a DiCaprio] a revisar lo que habíamos filmado y a opinar. Había ese diálogo”, recordó.

Recientemente Prieto estrenó en internet su cortometraje Likeness, protagonizado por Elle Fanning, sobre desórdenes alimenticios.

Próximamente estrenará The Homesman, dirigida y protagonizada por Tommy Lee Jones, y en la que también actúan Hilary Swank y Meryl Streep.

“Es un western muy muy distinto a Wolf of Wall Street”, adelantó. “Me gusta hacer cosas radicalmente distintas”.