Beisbol toma fuerza

Las nubes grises parecen alejarse de las Grandes Ligas
Beisbol toma  fuerza
A Bud Selig se le atribuyen algunos aciertos en las Ligas Mayores.
Foto: EFE

MILWAUKEE, Wisconsin.– A medida que pasan las temporadas del beisbol de Grandes Ligas, uno de los principales pasatiempos de Estados Unidos, luce saludable a nivel competitivo, comercial y por cualquier otra medida. Da la impresión que aquella nefasta era de los esteroides tiende a ser parte de la historia gris del deporte de las bolas y strikes. Lo mismo que la huelga del 1994.

En determinado momento, la popularidad y prosperidad del beisbol se pueden atribuir a las políticas que Bud Selig ha implementado.

Por ejemplo, en el año que acaba de fenecer, las Ligas Mayores tuvo la sexta asistencia más alta en su historia. No es coincidencia; las 10 temporadas de más asistencia son de la última década.

“Cuando tomas en cuenta el estado en que se encuentra la economía a nivel nacional, los números son fenomenales”, dijo Selig.

Dicha prosperidad es obvia, el beisbol toma más fuerza y su popularidad crece cada día.

El beisbol de MLB tuvo un ingreso bruto de 1,200 millones de dólares en 1992 y en el 2013 superó los 8,000 millones.

Los contratos televisivos han batido récords, tanto a nivel nacional como local. El valor de las franquicias ha aumentado de manera exponencial, hasta el punto de que los Dodgers de Los Ángeles fueron vendidos por una suma de más de 2,000 millones.

Mediante un sistema de reparto de ganancias más robusto y la implementación del impuesto de lujo, los equipos de mercado pequeño no solo han podido dar la pelea, sino hasta ganar.

“Hay clubes que, si miramos 15 años atrás, no hubiesen podido competir a este nivel, equipos como Pittsburgh y Oakland”, destacó Selig.

Los Atléticos, quienes compiten con equipos de mercado grande en su división, han ganado sorprendentemente el Oeste de la Liga Americana en las últimas dos temporadas.

Los Piratas le pusieron fin en el 2013 a una racha de 20 temporadas perdedoras y llegaron a los playoffs. Ese es el tipo de resultados al que se aspiraba.