Demandan al gobierno por cobertura de anticonceptivos

El gobierno de EEUU tiene hasta este viernes para responder sobre cobertura de anticonceptivos bajo “Obamacare”
Demandan al gobierno por cobertura de anticonceptivos
El gobierno debe responder a una decisión judicial de eximir temporalmente a las organizaciones religiosas de la obligación de prestar cobertura anticonceptiva a sus empleados.
Foto: Archivo / La Opinión

WASHINGTON.- La Administración Obama tiene de plazo hasta la mañana de este viernes para responder a la decisión del Tribunal Supremo de EEUU de suspender temporalmente la cláusula de la ley de salud conocida como “Obamacare” que exige a grupos católicos la cobertura de anticonceptivos.

El martes pasado, la juez Sonia Sotomayor -la primera jueza hispana en el Tribunal Supremo y nombrada por el presidente Barack Obama- ordenó bloquear temporalmente esa parte de la reforma de salud de 2010 tras una demanda presentada por el grupo católico Hermanitas de los Pobres, de Colorado.

Consultada hoy por La Opinión, la Casa Blanca no quiso comentar sobre su eventual decisión en el caso presentado por las monjas. La Administración Obama debe emitir su decisión a más tardar las diez de la mañana, hora local.

Sin embargo, el miércoles pasado, la Casa Blanca expresó confianza en que las reglas dentro de la reforma de salud representan un buen “equilibrio” entre la necesidad de dar a las mujeres una cobertura gratuita para los anticonceptivos y la de proteger a grupos sin fines de lucro que tienen objeciones religiosas, de tal manera que no tengan que ofrecer, ni pagar, por esa cobertura.

La reforma de salud, cuya constitucionalidad fue reafirmada por el Tribunal Supremo en 2012, exige que la mayoría de los seguros médicos ofrezcan cobertura gratuita para los anticonceptivos y otros servicios de cuidados preventivos.

Bajo presiones políticas, la Administración Obama dejó intacta una excepción para las iglesias, incluyendo la Iglesia Católica que prohíbe el uso de anticonceptivos y condena el aborto.

No obstante, los grupos e instituciones afiliadas a la iglesia católica y que ofrecen servicios al público en general, como universidades, hospitales, clínicas y organizaciones caritativas, no están exentos del requisito.

Para aplacar a la Iglesia Católica, el Gobierno de Obama modificó la ley de tal forma que las aseguradoras tienen que pagar la cobertura de los anticonceptivos, o reembolsar a las iglesias ese costo.

Grupos como el de Colorado consideran que la exención en la ley no es suficiente y han presentado demandas para demorar ese requisito.

Los republicanos en el Congreso, que en general se oponen a la reforma de salud y quieren convertirla en tema electoral este año, han aplaudido la decisión de Sotomayor por considerar que el Gobierno no tiene derecho a obligar a ningún estadounidense a que abandone sus creencias religiosas.