Activistas exigen sanciones para policías de Baldwin Park

La comunidad pide castigar a responsables por la detención de personas en Baldwin Park por el rechazo de la policía a aceptar matrículas consulares como identificación
Activistas exigen sanciones para policías de Baldwin Park
Los arrestos realizados por la policía de Baldwin Park han indignado a los vecinos de la ciudad.
Foto: Archivo/J. Emilio Flores / La Opinión

Mientras la Policía de Baldwin Park investiga qué ocurrió en cuatro retenes que concluyeron con la detención de 42 personas, la mayoría por no tener licencia y sólo portar la matrícula consular de México, activistas piden que sean despedidos los responsables de dicha confusión.

Agentes de Baldwin Park instalaron el sábado pasado puntos de sobriedad donde detuvieron hasta por 22 horas a decenas de inmigrantes sin licencia de manejo. La corporación justificó que debieron verificar su identidad ya que la Corte de West Covina les indicó que las matrículas consulares ya no eran válidas, pero un vocero del tribunal desmintió este argumento el martes.

“Este cambio de política ha creado un caos, un terror en la comunidad y se basa en una falsedad”, dijo Benjamín Wood, organizador del Pomona Economic Opportunity Center. “Quien sea el responsable debe ser despedido, creo que es una petición justa”, agregó.

La Policía indaga cada uno de los aspectos de los operativos y presentará sus conclusiones en la reunión del Concejo Municipal el próximo 15 de enero, indicó el alcalde Manuel Lozano. “Estudiamos todo a fondo para ver todo lo que ocurrió”, comentó el funcionario a La Opinion.

Los activistas también han solicitado al Cabildo local que apruebe una resolución que ratifique el reconocimiento oficial de la matrícula consular mexicana, aceptada en instituciones bancarias y en transacciones gubernamentales federales, estatales y municipales.

El cónsul general de México en Los Ángeles, Carlos Sada, planea reunirse con el jefe interino de dicha agencia, Mike Taylor, en unos días. Al diplomático le ha preocupado que algunos de sus connacionales pasaran varias horas en la Policía mientras verificaban sus datos personales. “Lo que hemos detectado es que los detuvieron por un tiempo largo por falta de personal”, dijo Sada.

Verónica Farías, dirigente comunitaria, comentó que lo justo es que se reembolse el pago de $500 por recuperar los coches incautados. “Queremos que les regresen ese dinero porque fue una mentira lo que les dijeron”, expone Farías.

El alcalde Lozano dijo que él conoce personalmente a once de los 42 detenidos en los retenes y resaltó su aporte a la economía local. “Son personas trabajadoras”, afirmó.

Un video grabado por la activista Verónica Tomas-Castro la noche de la operación policiaca muestra a una adolescente que llora porque su madre ha sido arrestada. “Se la llevan a la estación de Policía para verificar si ella es quien realmente es, porque ella no es de aquí”, dice secándose las lágrimas.

Tomas-Castro aún se estremece al recordar el sufrimiento de las familias por este operativo. “Jamás había visto algo así, típicamente sólo dan una multa pero no arrestan a la gente”, contó.

Esta controversia surge cuando se impulsa una campaña que pretende disolver la Policía de Baldwin Park y ceder al Sheriff del condado la seguridad del municipio, donde el 79% de la población es latina.