Falleció Saul Zaentz, productor de “El paciente inglés”

El oscarizado director tenía Alzheimer y murió ayer a los 92 años
Falleció Saul Zaentz, productor de “El paciente inglés”
Saul Zaentz ganó un Oscars con las películas "One Flew Over The Cuckoo's Nest" o "The English Patient".
Foto: AP / Archivo

Washington – El exitoso productor de cine Saul Zaentz, ganador de varios Oscars a mejor película como “One Flew Over The Cuckoo’s Nest” o “The English Patient“, falleció ayer a los 92 años, informó hoy la revista especializada The Hollywood Reporter.

El sobrino del productor, Paul Zaentz, quien siguiera los pasos de su tío en la industria cinematográfica, confirmó que su tío falleció en su casa de San Francisco (California) a causa de las complicaciones ocasionadas por el Alzheimer que padecía.

“Era un hombre extraordinario”, ha dicho de su tío Paul Zaentz, que trabajó junto al productor desde hace 37 años. “Tenía mucho coraje, mucha integridad”, añadió.

Después de dedicar varios años a la producción musical, Zaentz decidió saltar al celuloide, y pronto comenzó a cosechar éxitos.

“One Flew Over The Cuckoo’s Nest” (1975) y “Amadeus” (1984), de Milos Forman, fueron sus dos grandes primeros triunfos, y fue precisamente una película dirigida por el cineasta checo, “Goya’s Ghosts” (2006), su última aportación al cine.

Después de que el filme “The English Patient” (1996) fuera galardonada también como mejor película, Zaentz recibió el Premio Irving G. Thalberg de la Academia de las Artes y las Ciencias en 1997 por su “alto nivel de calidad en la producción de imágenes en movimiento”.

El productor, nacido en Passaic, Nueva Jersey, el 28 de febrero de 1921, se fue de casa a los 15 años en busca de independencia a St. Louis y comenzó a vender cacahuetes en partidos de béisbol para ganarse la vida.

Después sirvió las Fuerzas Armadas de EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial en Europa y el Pacífico, y tras la guerra trabajó en una granja de pollos.

Tras seis meses estudiando ganadería, se decidió a buscar otras opciones y regresó a St. Louis, donde estudió negocios durante dos años, hasta que se marchó a San Francisco, donde empezó a trabajar para un productor de jazz, lo que supondría sus primeros pasos en la industria del espectáculo.