Presentan informe de casos de mala conducta del Sheriff de LA

El más reciente reporte de La Oficina de Investigación Independiente (OIR) revela casos de asaltos sexuales, robo de heroína y dinero durante confiscaciones, así como de robo a inmigrantes.
Presentan informe de casos de mala conducta del Sheriff de LA
La Oficina de Investigación Independiente presentó un informe de más de 400 páginas.
Foto: Ciro César / La Opinión

El más reciente reporte de La Oficina de Investigación Independiente (OIR) del Condado de Los Ángeles, corrobora algunos casos de mala conducta de algunos agentes del Departamento del Sheriff, suscitados .

Se les acusa de violación, robo de heroína y dinero durante confiscaciones de narcóticos, así como de robo a inmigrantes indocumentados, e incluso uso del helicóptero del Sheriff para asuntos no oficiales.

Varios de los casos mencionados en el reporte son quejas de prisioneros que fueron interpuestas en su representación por la organización pro derechos civiles ACLU, en los que estos experimentaron abuso de fuerza excesiva.

Otros casos describen abuso de poder contra civiles, incidentes de violencia doméstica y hasta un agente condenado por haber cometido el crimen de haber robado a un inmigrante. El agente fue arrestado por la patrulla fronteriza.

En el documento de más de 400 páginas, se describe el caso de un agente que fue condenado con 11 cargos criminales por haber violado sexualmente a una mujer a la que detuvo por una infracción de tráfico, al esta manejar con una licencia suspendida.

También se hace mención del grupo al que ACLU llamó “la pandilla Jump Out Boys”, integrada por una docena de agentes del Sheriff que acusan de patrullar agresivamente, incluso disparar excesivamente en vecindarios latinos, primordialmente.

“Elementos de esta conducta, no reflejan las creencias y los estándares que se espera de los miembros del Departamento del Sheriff y directamente contradicen nuestros valores fundamentales”, declaró la OIR.

La Opinión intentó obtener respuestas a las acusaciones del Departamento del Sheriff, pero al cierre de edición su vocero Steve Whitmore, no devolvió las llamadas.

Sin embargo, el Asistente del Sheriff Todd Rogers expresó su preocupación a Los Ángeles Daily News ante lo revelado en el reporte.

“Cuando nos damos cuenta de estos incidentes, ponemos todo nuestro esfuerzo en investigarlos tan pronto como sea posible para corregirlos”, dijo. “Esto incluye reprimendas, suspensiones, descensos y hasta despidos”.

Los casos que fueron investigados por esta organización civil , regida por la Junta de Supervisores del Condado, revisó dichos casos de disciplina que fueron esclarecidos o resueltos hasta el 30 de septiembre del 2013.