Pumas perdonan en CU

Puebla borra dos goles de desventaja en tiempo de compensación para saldar empate
Pumas perdonan en CU
Martín Bravo de Pumas y Alan Zamora (der.) de Puebla, pelean un balón durante el juego de ayer.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F. (NTX).— Pumas de la UNAM no supo aguantar una ventaja de 2-0 y se dejó empatar 2-2 en los últimos minutos por el Puebla, en este inicio del Torneo Clausura 2014.

En el encuentro disputado ayer en el Estadio Olímpico Universitario, Pumas se puso adelante con anotaciones del argentino Martín Bravo al 16′, por la vía del penal, y al 35′.

La Franja logró la igualada gracias a las anotaciones del argentino Matías Alustiza, al 90′, y y del uruguayo Carlos Sánchez, de pena máxima, al minuto 93.

Con este resultado, ambos equipos lograron sumar su primera unidad del certamen, sin embargo, el conjunto visitante sigue metido en problemas del descenso.

La reacción de Pumas en este torneo parecía en serio al inicio del partido pues comenzó a presionar a un equipo poblano que le costó trabajo encontrarse en la cancha.

Esos arribos fueron comandados principalmente por Daniel Ludueña, quien por el costado izquierdo metió en serios apuros a la zaga visitante,

Fue al 16′ que Pumas pudo adelantarse en el marcador luego de que René Ruvalcaba derribó dentro del área a Martín Bravo para que marcara una pena máxima que el mismo argentino cobró de buena manera.

La presión de Pumas no decayó y en el 35′ puso el 2-0 con el segundo de la tarde de Bravo, quien desvió un disparo que realizó fuera del área su compatriota Martín Romagnoli.

Con un Puebla sin brújula en la cancha, parecía que Pumas iría por más pero estuvo más preocupado por cuidarse y recurrió a los contragolpes, los cuales no pudo concretar por falta de acompañamiento y lo bien parado que estuvo el cuadro bajo poblano.

El partido vino a menos y fue en los minutos finales cuando La Franja reaccionó y logró la igualada.

Al 90′ Matías Alustiza bombeó un disparo que se anidó en la portería rival.

El 2-2 fue obre del uruguayo Carlos Sánchez al cobrar una pena máxima muy protestada por Pumas.