Philip Seymour Hoffman, otra víctima de sus excesos

La muerte del actor ha revivido casos de otras celebridades que cayeron en vicios como las drogas y el alcohol

Philip Seymour Hoffman, otra víctima de sus excesos
Foto: AP

La heroína finalmente le ganó la batalla a Philip Seymour Hoffman, pero el actor no ha sido el único ya que otras celebridades corrieron la misma suerte y su adicción a los estupefacientes y el alcohol les condujeron a una muerte prematura. Tal es el caso de Amy Winehouse (intoxicación por alcohol), Janis Joplin (heroína), Héctor Lavoe (heroína) y Michael Jackson (intoxicación por anestésicos).

Los riesgos de abusar de esta clase de sustancias han hecho que varias personalidades de nuestra farándula realicen esfuerzos por recuperarse del vicio. Algunas han ganado la batalla, pero otras continúan en la lucha.

Alejandra Guzmán

La depresión que la rockera enfrentó tras perder a un bebé en 2004 hizo que dejara de alimentarse y que no parara de beber en un mes. También se hizo adicta a las drogas durante este tiempo. La artista sin embargo logró rehabilitarse, y en la actualidad participa activamente en programas para prevenir el consumo de drogas por los jóvenes.

Robi Draco Rosa

El ex Menudo confesó haber empezado a consumir drogas después de haber estado en la banda porque el negocio de la música le pareció “patético”, y quiso “enriquecer la mente y el espíritu”. En la actualidad, el boricua libra una batalla aún más dura, la de la lucha contra el cáncer

José José

Desarrolló su consumo de alcohol desde los 15 años, lo que posteriormente lo llevó a ingerir cocaína. Sus vicios lo llevaron a perder el prestigio, la fortuna y hasta la voz que lo consagró.

Sasha Sokol

La ex Timbiriche reconoció públicamente haber tenido una adicción a la cocaína, y en 1993 tuvo que poner en alto su carrera de solista para ingresar a un centro de rehabilitación. En varias ocasiones aseguró que en esos momentos de dependencia no valoraba nada.

Yuri

A finales de los 80 la popularidad de la cantante era tan grande que la llevó a abusar desenfrenadamente de las drogas y el sexo, pero tras convertirse al cristianismo la mexicana se ha mantenido alejada de cualquier vicio.

Pablo Montero

Al cantante, su adicción y posterior recaída en 2008 con la cocaína y el alcohol no sólo le costó su relación sentimental de ese entonces, sino que también lo llevó a la cárcel. A raíz de esa crisis, el actor decidió recuperarse totalmente.

Paulina Rubio

La Chica Dorada no lo tuvo que admitir públicamente, ya que una prueba de drogas que se le realizó en 2007 cuando intentaba pedir su residencia en Estados Unidos dio positiva por marihuana.

Carmen Campuzano

Su carrera de modelo se desplomó de forma vertiginosa debido a la adicción que ha tenido por décadas a las drogas y el alcohol. Al parecer, las fuertes depresiones que la mexicana sufría la llevaron a consumir sustancias tóxicas e inclusive a atentar contra su propia vida. Ha estado en rehabilitación varias veces, y no ha podido restablecer la relación con sus dos hijas gemelas Camila y Daniela.

Elvis Crespo

El merenguero reconoció públicamente el verano pasado que es alcohólico, una adicción que lo ha metido en más de un aprieto. La decisión de hacer esta revelación surgió después de que el cantante protagonizara un incidente en el que fuera golpeado por el mánager de un restaurante en Puerto Rico, cuando Crespo se negó a pagar la cuenta y además intentó besarlo.

Michelle Rodríguez

La actriz se siente muy íntegra por nunca haber estado desnuda frente a una cámara, pero esa moral no le alcanza para controlar su consumo de alcohol, ya que ha sido atrapada en más de una ocasión conduciendo ebria y hasta fue condenada a seis meses de prisión por este delito. Hasta el día de hoy Rodríguez asegura no tener ningún problema con los tragos.