3 papillas de bebé fáciles de preparar

Las papillas hechas en casa son la mejor opción para la alimentación de tu bebé.

Por lo general, cuando tu bebé cumple los 6 meses de edad, el pediatra te pedirá que comiences a incorporar papillas a su dieta. Éstas son muy sencillas de preparar, pero a muchas mamás les pasa que no saben cómo hacerlas o de qué hacerlas. El mercado nos ofrece muchas opciones, pero aunque estos productos prometen ser de ingredientes naturales, no sabremos a ciencia cierta qué tipo de materia prima utilizaron en su elaboración. Podrían contener elementos alergénicos ocultos, transgénicos, conservantes, saborizantes artificiales, etc.

Las papillas hechas en casa son la mejor opción para la alimentación de tu hijo , porque al ser preparadas por ti, sabrás lo que contienen y de qué manera fueron elaborados.  A continuación te presentamos 3 papillas muy simples de hacer y, sobre todo, muy nutritivas.

Papilla de frutas

1 pera pelada

1 manzana pelada

1 rama pequeña de canela

1 banana madura (plátano)

Agua, cantidad necesaria

Preparación.- Corta  la pera y manzana en cubos pequeños. En una cacerola coloca agua, canela y las frutas. Deja que hiervan hasta que estén blandas. Aplasta todas las frutas con un tenedor y mezcla. Si quieres darle un poco más de sabor, puedes agregarle un chorrito de leche evaporada o de leche materna. Consume inmediatamente y no lo guardes.

Puré amarillo

200 g de calabaza

200 g de zanahoria, pelada y cortada en cubos pequeños

½ cucharadita de mantequilla

Leche, cantidad necesaria

Preparación.- Haz hervir las verduras en la leche hasta que estén completamente cocidas. Procésalas con un poco de leche en la que hirvieron. Antes de que se enfríen, agrega la mantequilla y revuelve hasta que desaparezca. Sirve tibio.

Crema de calabaza

200 g de calabaza

60 ml de agua

1 cucharadita de azúcar

50 ml de leche evaporada o maternizada

1 cucharadita de fécula de maíz.

Preparación.-  En una olla coloca la calabaza con el agua; tapa y deja que hierva hasta que la calabaza esté tierna. Lleva todo (incluyendo el agua) a la procesadora. Disuelve la fécula de maíz en la leche y agrega al puré . Lleva nuevamente a fuego medio, revolviendo constantemente hasta que espese un poco. Sirve tibio.

Nota: Si tu bebé sufre de estreñimiento, no le pongas canela porque empeorara la constipación. Si deseas que estas papillas contengan más fibra, puedes agregar 1 cucharada de avena instantánea.

Puedes hacer las papilas aun más nutritivas si sigues los consejos de Lucrecia Cutler .

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Celeste’s Carrot Dinner (#2) por Daniel James , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “ShareAlike” No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/revjim/2889193537/