5 accesorios que no deben faltar en tu bolso

Te proponemos un ejercicio de orden y limpieza para que tu bolsa deje de ser la cueva de Alí Babá.

Has tardado alguna vez más de diez minutos en encontrar las llaves del auto en tu bolsa? ¿Buceas en él cada vez que suena el celular y acabas volcando todo su contenido, ya desesperada, para sorpresa de los que te rodean? Muchas veces, sin ser del todo conscientes, vamos metiendo en nuestros bolsos un millón de cosas que a fin de cuentas quizá usamos una vez al año, o quizá nunca. Te proponemos un ejercicio de orden y limpieza para que tu bolsa deje de ser la cueva de Alí Babá y sólo cuente con lo imprescindible.

5-accesorios-que-no-deben-faltar-en-tu-cartera

1. Kit “sin ti no soy nada”

Sin tu agenda, tu celular y tu cartera difícilmente llegarás muy lejos, todos ellos accesorios imprescindibles. Así que asegúrate de que el celular tiene batería, llevas un boli para escribir en tu agenda y dinero suficiente para las emergencias, así como tus documentos en orden. ¡No olvides las llaves!

2. Kit “bella hasta debajo del agua”

Aunque quizá no emplees demasiado maquillaje, siempre viene bien tener un pequeño neceser con lo mínimo e indispensable, como rezan los consejos de Irma Martinez : pintalabios, corrector, rímel, delineador de ojos, y colorete. Un retoque a tiempo puede significar una impresión que deja o no huella.

3. Kit “limpia como una patena”

Toallitas higiénicas y húmedas, cepillo para el pelo, pasta y cepillo de dientes, y toallitas con perfume o desodorantes. Incluso más importante que el kit de belleza, creemos que este neceser sí que es totalmente imprescindible. Revísalo a menudo para no tener sorpresas desagradables en el momento menos oportuno.

4. Kit “con la salud no se juega”

Nunca se sabe qué nos depara un día cargado de idas y venidas, escaleras arriba y abajo, carreras para no perder el autobús, puertas que se abren y cierran al compás del ritmo más frenético, y mucho, mucho estrés. Un pequeño botiquín, con tiritas, algodón y algún analgésico puede significar la diferencia entre una jornada accidentada y otra accidentada y, además, sin final feliz.

5. Kit “más vale prevenir…”

Para una lluvia repentina: un pequeño paraguas. Para un botón que se cae en el peor momento: hilo y aguja. Para una compra de supervivencia en el supermercado: una bolsa plegable (además de estar de moda , contribuyes a preservar el medio ambiente, tan de capa caída últimamente). Todo te cabe en una bolsita, así que vale la pena.

Es posible que si sigues estos consejos eches de menos ese desorden tan familiar de tu bolso . No te preocupes, ya verás cómo vuelve e incluso con más fuerza. Si quieres mantenerlo a raya, una vez por semana dedica unos minutos a reordenar: ganarás tiempo, y ahorrarás desesperación.

Fuente imagen: What’s in Shetal’s Bag? por Kris Gabbard , disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/bardgabbard/3951445679/