5 consejos para evitar el dolor de pies

Las afecciones en las extremidades inferiores no son un asunto para tomarse a la ligera.

Los pies son quizás una de las zonas de la anatomía a la que menos atención se suele prestar, a pesar de la importante función que tienen en el día a día de cualquier mujer: soportar el peso de todo tu cuerpo y aguantar largas caminatas, en muchas ocasiones, sobre empinados tacones.

El dolor de pies es una de las molestias más comunes entre la población femenina, sobre todo, las que llevan una vida muy activa. Las zonas más afectadas suelen ser los talones y la planta, aunque la dolencia puede aparecer también en el arco, el empeine o los dedos.

Las afecciones en las extremidades inferiores no son un asunto para tomarse a la ligera. Aunque parecen no tener mayor importancia si no reciben una atención adecuada  pueden derivar en problemas más graves  y poner en peligro la independencia funcional. Con estos sencillos  tips  puedes lograr el descanso y cuidado que tus pies merecen.

1.- Escoge el calzado adecuado

No abuses de los tacones. Calzar zapatos demasiado estrechos impide la circulación normal de la sangre hacia la parte baja del cuerpo, mientras que el uso prolongado de calzados altos provoca inflamación de las estructuras óseas, deformaciones, callosidades y, como consecuencia, dolor.

2.- Ejercita las extremidades

Al llegar a casa, quítate los zapatos y dedica unos minutos a estirar tus pies. Caminar descalza sobre puntillas y apoyar tu pie sobre una pelota de tenis, haciendo movimientos hacia atrás y hacia adelante a modo de masaje, son  ejercicios ideales para liberar tensiones en los músculos. 

3.- Cuida tu circulación

Para  evitar las várices , y sus dolores consecuentes, la clave está en  mejorar la circulación sanguínea . En este sentido, debes evitar permanecer mucho tiempo sentada o de pie, el tabaquismo, sentarte con las piernas cruzadas y utilizar calcetines o ropa muy ajustada. Poner los pies en alto proporciona un alivio casi inmediato al cansancio después de haber caminado largo rato porque promueve un mejor flujo de la sangre.

4.- Aliméntate sanamente

Entre las  recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud  para mantener el bienestar de las extremidades inferiores está llevar una alimentación saludable. La obesidad y una dieta alta en sodio promueven la retención de líquidos, que se manifiesta con hinchazón y pesadez en los pies.

5.- Consiéntelos

Mantén un cuidado e higiene especial con tus pies . Una pedicura mensual, usar regularmente cremas suavizantes,  plantillas para darles mayor soporte y evitar rozaduras, baños de agua caliente, masajes relajantes de vez en cuando son medidas fáciles para implementar para mantenerlos libres de molestias.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de 5 por Alle , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/55638925@N00/428013038/