8 momentos difíciles en la cama

Conoce qué cosas pueden sucederte al momento de hacer el amor y cuáles son las mejores maneras de superarlas.

Los accidentes sexuales son más frecuentes de lo que uno cree. A veces dejarse llevar por la prisa y la pasión puede ocasionarnos desde vivir situaciones vergonzosas hasta experimentar peligrosos accidentes. Conoce qué cosas pueden sucederte al momento de hacer el amor y cuáles son las mejores maneras de superarlas.

1) Olores desagradables. Te diste cuenta a último momento que tu vagina huele mal. No te preocupes. Ve al baño, lávate con agua y jabón y lo resolverás provisoriamente. Pídete un turno al día siguiente con el ginecólogo para descartar posibles infecciones.

2) Accidentes peligrosos. Ten cuidado y toma precauciones para evitar una dolorosa fractura por buscar un sitio que agregue “adrenalina” al encuentro. Estadísticamente, los lugares de mayor riesgo son: las escaleras, la mesa de la cocina, el inodoro, el armario, la ducha, el jardín, la recámara y el auto.

3) Tu hijo abrió la puerta. Mantén la calma y actúa naturalmente para que no piense que sus padres están haciendo algo malo. Pídele que cierre la puerta y luego hablas con él. Pregúntale primero qué es lo que vio, porque quizás pensó que estaban jugando o simplemente no vio nada. Si te pregunta  “¿Qué estaban haciendo?”, contéstale “Mamá y papá estaban dándose besos y caricias, y que es una manera de demostrarse el amor que se tienen.” ¡Y asegúrate la próxima vez de cerrar bien la puerta!

4) Panty impresentable. Tienes puesta tu peor prenda interior. No te preocupes, quítatela junto a la falda o el pantalón y así evitarás que él pueda verla.

5) Lugares públicos. Has querido agregar emoción a tu vida sexual y te sorprenden en un lugar público. Actúa con tranquilidad, sonríe y explícale a tu observador que están haciendo todo lo posible para “salvar la relación”.

6) La cama quebró. Los movimientos descontrolados de un “alto rendimiento sexual ” pueden llegar a romper inclusive hasta la cama más resistente. Tienes dos alternativas: 1) Continúas y luego te lamentas; 2) Frenas y te lamentas igual.

7) Bisutería asesina. Te pusiste un collar que ha lastimado el miembro de tu pareja. Si resulta apenas un raspón, podrán continuar con el frenesí. Pero si ha llegado a lastimarlo, lamentablemente tendrán que suspender el encuentro hasta “nuevo aviso”.

8) El auto delator. “Un rapidito” en el auto es muy excitante. Pero ser descubierto por un policía realmente no lo es. Fíjate bien qué tipo de seguridad existe donde paren con el auto para evitar pasar por este incómodo momento.

Si quieres conocer otros momentos difíciles a la hora de hacer el amor y encontrar la solución, la sexóloga Alessandra Rampallo  te cuenta cómo hacerlo.

Fuente imagen: A remojo por kurtxio , disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/kurtxio/2650138653/