Alivia las agujetas echando mano del botiquín natural

Para que esta bebida sea efectiva, debes beberla antes de una hora después de haber realizado ejercicio.

Cuando realizamos una actividad física más intensa de lo habitual o sometemos a los músculos del cuerpo a un sobreesfuerzo, lo más frecuente es que al día siguiente suframos un molesto ataque de agujetas, nombre coloquial con el que se conoce al dolor muscular de aparición tardía – DMAT o dolor muscular postesfuerzo de aparición tardía – DOMPAT (en inglés, Delayed Onset Muscle Soreness – DOMS). Y aunque la mejor forma de prevenirlas es con ejercicios de calentamiento al inicio de la práctica deportiva y de estiramiento al término de la misma, también existen otros remedios para ayudarte a combatirlas.

La alimentación, una gran aliada

Cuidarse por dentro con una dieta revitalizante es otro de los recursos de los que dispones para evitar la aparición de estos dolores. Para ello, no olvides incluir estos productos en tu lista de la compra.

  • Leche: es fuente de vitamina A, imprescindible para recuperarse tras un esfuerzo; también contiene proteínas e hidratos de carbono, nutrientes que aportan vigor.
  • Papa : ayuda a reponer los minerales que se pierden a través del sudor ya que es rica en sodio, calcio y potasio.
  • Pasta : ideal para los deportistas, por ser un hidrato de carbono complejo que suministra una dosis extra de energía durante todo el día.
  • Higos secos: si los consumes durante y después del ejercicio notarás un menor agotamiento físico, actúan también como protección para los músculos.
  • Azúcar: contribuye a reponer fuerzas al instante.
  • Cerezas y ciruelas: estos vegetales, junto con las manzanas, arándanos y uvas, se componen de antocianinas, un antioxidante con poder anti-inflamatorio.

Aprende a preparar una bebida energética casera

Para que sea efectiva, debes beberla antes de una hora después de haber realizado ejercicio. Los ingredientes que se necesitan son: dos limones, 16 onzas de agua, una cucharada sopera de bicarbonato sódico y una cucharada de azúcar.

Su preparación es muy sencilla. Tras exprimir los limones, se mezcla el zumo resultante con los demás ingredientes, se remueve bien todo y se toma inmediatamente.

Recomendaciones para una pronta recuperación

Teniendo en cuenta una serie de pautas, te será más fácil poner remedio a las agujetas.

  • Estiramientos: es fundamental que se lleven a cabo ejercicios suaves de estiramiento antes y después del esfuerzo.
  • Baños calientes: tomar un baño de agua caliente te puede servir de gran ayuda, sobre todo si se añade unas gotas de esencia de romero o de salvia o se agrega una infusión de tomillo.

  • Masajes: esparcir una pomada de árnica sobre la zona dolorida produce un alivio considerable. Del mismo modo, la lavanda actúa como un excelente relajante muscular. El aceite de masaje se consigue diluyendo cinco gotas de aceite esencial de esta planta con el contenido de una cucharada de aceite de almendras o de oliva.
  • Frío: una vez que las agujetas dan la cara, obtendrás cierta mejoría aplicando hielo sobre la articulación afectada.