Amistad a distancia: Ideas para conservarla

Aunque la amistad sobrevive a pesar de muchos obstáculos, es importante tener detalles para nutrirla.

Conservar una amistad a distancia no es imposible, pero depende de ambas partes. Si son excelentes amigos y por algún motivo alguno debe viajar a radicar a otro estado o inclusive a otro país, no debemos dar la amistad por perdida y por el contrario, debemos esforzarnos en mantener el contacto.

Si bien la mayoría recomienda verse con los amigos de manera constante para que los vínculos sigan activos, cuando se da una mudanza de este tipo es más complicado reunirse.

Si la ciudad en la que tu amiga reside está cerca, puedes organizar algún viaje para visitarla, pero si no es así, hay otras cosas que puedes hacer para que sepa lo especial que es en tu vida, pese a la distancia .

Ahora con la tecnología, enviar mensajes por redes sociales permite tener un contacto más cercano con los amigos aunque vivan lejos. Sin embargo, también debe haber llamadas, video llamadas o correos electrónicos más largos y personales, donde puedan compartir anécdotas nuevas, fotografías o cualquier conversación más personal.

Si el presupuesto les permite viajar y verse una vez al año, no duden en hacerlo. Valdrá la pena reencontrarse con un amigo querido después de tiempo.

No olvides fechas importantes como su cumpleaños. Además, cuando veas en las redes sociales alguna actualización importante de su vida, no dudes en llamarlo para felicitarlo por las buenas noticias o brindarle tu apoyo, cuando las noticias no sean tan buenas.

De cualquier manera, es trascendental que si te importa conservar una amistad a distancia, tomes la iniciativa . Así le mostrarás a tu amiga que realmente te interesa seguir en contacto y que la estimas.

Recuerda que si se muda a una nueva ciudad o país, tendrá que hacer nuevos amigos y vivir nuevas experiencias, por lo que contar con el apoyo de sus amistades y familiares puede ser una excelente motivación para no desesperarse y poder adaptarse a su nuevo lugar de residencia.

Finalmente, los amigos lo siguen siendo si la estima es verdadera. Recuerda que muchas amistades de una misma ciudad o vecindario han terminado por cosas minúsculas que no pudieron resolver. Por eso, el tema del lugar de residencia como factor para conservar una amistad no es lo más crítico.

En realidad, no importa si viven en diferentes lugares si los sentimientos que los unen son sinceros y si están dispuestos a mantenerse en contacto. Depende de ambos que su amistad crezca y se mantenga pese a la distancia.