Azúcar refinada: 10 tips para disminuir su consumo

Según los expertos, el azúcar refinada no brinda ningún nutriente esencial a tu cuerpo, sino al contrario.
Azúcar refinada: 10 tips para disminuir su consumo
Es mejor cambiar el azúcar refinada y rubia por una versión menos procesada.

Independientemente de si prefieres lo salado o amargo, algo dulce de vez en cuando parece ser necesario; a nivel gastronómico es relevante para completar el abanico de sabores que percibe y disfruta un ser humano.

Sin embargo, la adición indiscriminada de azúcar refinada y endulzantes artificiales en todo tipo de alimentos elaborados, tal como sucede con la sal y sodio , hace necesario que siempre estés pendiente de los ingredientes que contiene cada alimento que consumes, su cantidad y calidad.

Algunos nutricionistas consideran como dañino el consumo de azúcar blanca ya que, aparte de sabor, lo único que aporta son calorías vacías. Esto significa que no contiene ningún nutriente necesario para el organismo humano, así como tampoco los minerales naturales presentes en la caña de azúcar o remolacha. Además, debido a lo que demanda del cuerpo para su digestión y eliminación, el azúcar blanca resta al cuerpo vitaminas y nutrientes necesarios.

El consumo elevado y diario de azúcares refinados produce un estado constante de sobre-acidez, el cual el organismo se ve obligado a corregir constantemente mediante el uso extra de minerales como el calcio, que saca de los huesos.

Además, su consumo disminuye la flora bacteriana intestinal , alimenta células cancerígenas y eleva la presión sanguínea, entre muchos otros efectos dañinos. En resumen, la ingesta constante de azúcares refinados acaba dañando todos los sistemas del cuerpo.

Tipos de azúcar refinada

  • Sacarosa (azúcar blanca de mesa, procedente de la remolacha o de la caña de azúcar pero sin nutrientes)
  • Fructosa (refinado a base de frutas y jarabe de maíz)
  • Dextrosa (refinado a base de maíz)

Otros azúcares dañinos

  • Compuestos terminados en “osa”: por ejemplo la sucralosa (creada en laboratorio a partir de sacarosa)
  • Todos los endulzantes artificiales y sintéticos: aspartame, splenda, acesulfame de potasio, otros.

Cómo reducir la cantidad de azúcar en nuestro organismo

  • Evita los productos etiquetados: diet, bajas calorías, sugar free . Estos contienen endulzantes artificiales o sintéticos, los cuales tienen menos calorías pero son tan dañinos (tóxicos) como el azúcar refinada.
  • De vez en cuando bebe tu infusión de café o té sin ningún endulzante. Puedes agregar hojas de menta , cáscaras de limón o naranja.
  • Cuando bebas jugo de fruta, asegúrate de que sea 100% jugo puro, sin ningún agregado. Lo ideal es que tú misma partas la fruta y te hagas un licuado. O consume fruta fresca .
  • Evita las sodas (las cuales poseen tremendas cantidades de azúcares nocivos), al igual que bebidas deportivas y energéticas. Prefiere agua pura y fresca para hidratarte.
  • En caso de no tolerar el sin-sabor de un postre o bebida, agrega cantidades moderadas de azúcar orgánica (rubia), miel de abejas natural cruda o glucosa pura. También puedes usar pequeñas cantidades de hierba stevia.
  • No te saltes el desayuno . Come snacks sanos (yogurt, frutas, cereales puros) entre comidas principales. Esto disminuirá tu antojo por los dulces.
  • Ojo con los cereales para el desayuno . Elimina los típicos elaborados (para niños) y sustitúyelos por avena, granola u otros granos sin azúcares añadidos.
  • Consume fruta fresca para disminuir la ansiedad por comer masas dulces. Puedes consumir una porción de fruta abundante previamente a un dulce, lo cual disminuirá la porción de postre que comas.
  • Adquiere conservas de fruta en agua o jugo natural, no en almíbar.
  • Prefiere salsas y sopas con lo mínimo de azúcares, lo ideal es hacerlas tú misma evitando ingredientes nocivos.