Bebederos para atraer pájaros a tu jardín

Para atraer aves a tu jardín no hay nada mejor que crear un lugar para que se acicalen, beban y te alegren con sus cantos.

Observar cómo interactúan las aves entre sí es algo encantador. Para atraerlas no hay nada mejor que crear un lugar para que se acicalen, beban y te alegren con sus cantos. A continuación aprenderás diferentes formas de hacer bebederos con pocos materiales que seguramente tienes en tu hogar.

Bebederos para aves con macetas

Para hacer el bebedero necesitarás tres macetas de terracota de diferentes tamaños, un plato grande del mismo material, lija gruesa, trapo, pintura, pincel, sellador, cemento de contacto y acrílico.

Modo de hacerlo: Lija las macetas y el plato hasta que toda la superficie quede pareja. Humedece el trapo y limpia las macetas por dentro y por fuera. Pinta el interior y el exterior de los tiestos; deja secar y aplica el sellador. Cuando se seque, pinta con el acrílico.

Voltea la maceta más grande y colócale una capa de cemento de contacto en la base. Pon la maceta mediana dada vuelta sobre la más grande, es decir, la base tiene que quedar hacia arriba, y deja secar. Una vez que se secó el pegamento, sobre la base de la maceta mediana coloca cemento de contacto y pega la maceta más pequeña, apoyando firmemente base con base.

Para finalizar, en la boca de la maceta más pequeña pon un poco de cemento de contacto y afirma el plato sobre ella. Coloca este hermoso bebedero en tu jardín y enseguida notarás cómo las aves van a acicalarse y a beber agua allí.

Bebedero en forma de hoja

Para hacer un bebedero para pájarosen forma de hoja necesitarás una hoja de gran tamaño, en lo posible con nervaduras pronunciadas, arena, cemento, agua, una bolsa de nylon, un recipiente, una cuchara, pintura color verde, un pincel y guantes.

Modo de hacerlo: Pon un trozo de nylon sobre la mesa; coloca encima un poco de arena húmeda y pon otro trozo de nylon encima. Aprieta muy bien hasta compactar la arena y pon la hoja allí con las nervaduras hacia arriba. Prepara el cemento con tres partes de arena y una de cemento.

Coloca los ingredientes en un tazón; mezcla con la cuchara y agrega agua hasta que la consistencia sea la misma que la de la masa de galletas. Colócate los guantes y pon la mezcla sobre la hoja hasta formar una capa de aproximadamente tres centímetros de espesor. Con las manos húmedas, alisa el cemento en el borde de la hoja; espera a que se seque y construye una pequeña base cilíndrica para apoyarlo y que quede firme como aconseja la artesana Gimena Andreatta .


Fuente imagen: Birdbath Back Yard April 28, 20106 por Steven Depolo , disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/stevendepolo/4562351118/