Claves para elegir una mascota

Antes de traer un animal al hogar, toma en cuenta ciertas cuestiones con referencia a su cuidado y la responsabilidad.

Traer un nuevo miembro a la casa a veces resulta un poco complicado, pero es una excelente idea. En el caso de los animales, hay que tomar algunas precauciones previas. Ellos son como bebés: no tienen un idioma para hacerse entender y necesitan un período de adaptación. Pero a pesar de ello, los beneficios que pueden traer a los responsables de cuidar a los animales, valen la pena.

Animales de compañía

Si tienes una mascota, con el tiempo sentirás una disminución del estrés y de la presión sanguínea. En el caso de que haya niños en la familia , puedes tener una excelente oportunidad de enseñar valores y responsabilidad.

Las mascotas , según su especie, pueden brindar cariño, amistad y enseñar, sobre todo, a ser compasivos.

¿Está la familia preparada para una mascota?

Antes de traer un animal al hogar, hay que tener en cuenta ciertas cuestiones con referencia a su cuidado y la responsabilidad. Por esto, Cooperative Extension Collage of Agricultural Sciences de Pennsylvania brinda algunas premisas para pensar sobre la idea de traer una mascota a casa.

– Responsabilidad: Más allá de que los niños digan que se hacen responsables de pasear al perro, debes tener en cuenta que puede que en determinadas ocasiones seas tú quién realice la tarea. Debes pensar si cuentas con el tiempo y la paciencia de cuidarlo. Antes de rechazar la idea, toma ese momento que compartiste con la mascota en tu espacio de relajación.

– Cuidados: Según la especie y edad de la mascota, puede tener más o menos atenciones. Pero siempre tienes que contar con los gastos de alimentación, objetos de cama o de lugar de resguardo (como jaulas o peceras), juguetes y otros utensilios.

– Compañía: Si pasas poco tiempo en casa, y no hay nadie en ésta en todo el día, o realizas viajes de trabajo, tienes que pensar quién se hará cargo del cuidado de la mascota. No sólo es pensar quién lo alimentará, también algunas especies necesitan la presencia de las personas.

Cuando hay niños en casa

Si no sabes si tus hijos son alérgicos, hay que averiguarlo antes para no hacerles pasar un mal momento. Se puede llevar de visita a los niños a la casa de un familiar o amigo que tenga una mascota, sea perro o gato, ya que sus pelos son alergénicos, y ver las reacciones. Estar atenta especialmente si presentan ardor en los ojos, respiración dificultosa o salpullido.


Fuente imagen: Mascotas para todos por Nkolus , disponible bajo Licencia de Atribución “ShareAlike” No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/nkolus/8150687984/