Cómo aprovechar al máximo los espacios de un apartamento

Los apartamentos suelen tener una extensión limitada que debemos aprovechar al máximo.

La falta de espacio es un problema que muchas grandes ciudades enfrentan. Por esto, las viviendas se vuelven más pequeñas, los edificios, más altos, y las áreas verdes, escasas.

En la mayoría de los casos, los departamentos son la única opción que se puede pagar, y éstos suelen tener una extensión limitada que debemos aprovechar al máximo.

Para afrontar este problema, existen dos soluciones: comprar muebles que sean prácticos, funcionales y que tengan múltiples propósitos, y usar la decoración para crear ambientes que den la ilusión de que el sitio donde estamos es mucho más grande de lo que realmente es.

¿Cómo aprovecho al máximo el espacio que tengo? 

El arquitecto y diseñador Graham Hill nos da algunas ideas para que un apartamento pequeño sea aprovechado de la mejor forma.

– Unidad visual. Es primordial que crees un espacio que se integre completamente entre sus distintas zonas. Para lograrlo, necesitas  decorar de forma coherente . Un buen ejemplo es pintar de un solo color todas la paredes de una habitación, incluyendo el cielo raso. Esto la hará ver grande y continua.

– Separación de zonas. Crea integración pero también separa las áreas, especialmente si estás en un apartamento con un solo ambiente. Puedes hacer la división de forma horizontal (delimitando con alfombras, por ejemplo), o vertical (con biombos o bibliotecas). Debes separar los sectores de servicio, como la cocina o el comedor, de los de descanso, como la habitación principal o el estar.

– Iluminación. Deja pasar la luz natural siempre que puedas y no la tapes con ningún mueble. Para que la iluminación, natural o artificial, se proyecte bien. Usa colores claros en todos los elementos del decorado para que siempre se sienta como un sitio amplio y liviano. Si has decidido usar un divisor vertical para delimitar, trata de que sea traslúcido o con agujeros y que no llegue hasta el techo.

– Muebles. Aprovecha todos los muros o paredes que tengas disponibles para colocar los muebles que quieras usar. El centro de cada zona debe quedar vacío; los únicos muebles que no estarán de esta manera son los divisores. Usa el alto de las paredes para empotrar repisas y todo lo que pueda estar levantado. También consigue muebles que tengan varias funciones y que ocupen el espacio de forma inteligente. Por ejemplo, puedes conseguir una cama que tenga gavetas en su estructura, o un sillón que además sea un baúl.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Our apartment: Kitchen 2 por Jess Pac , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/7174132@N05/3435988774/