Cómo ayudar a tu hijo a elegir carrera

Esta decisión es, sin duda, fundamental en su vida. Tu hijo requiere de tu apoyo y tu ayuda.

Parecía muy lejano el momento en que tu hijo iría a la universidad, pero ahora ese momento está a punto de llegar. Antes tiene que elegir carrera. Es una decisión muy importante, ya que estará años dedicado al estudio de un área concreta para adquirir unos conocimientos que le serán necesarios para desarrollarse profesionalmente en el futuro. Esta elección determinará su vida, es difícil, y necesita tu ayuda.

Nadie como tú conoce a tu hijo, sus preferencias y sus aptitudes. Algunos jóvenes saben desde muy temprano a qué se quieren dedicar de adultos, pero la mayoría llega al momento de la decisión sin estar muy seguros de qué quieren estudiar. Tú puedes asesorarle y aconsejarle, pero no te impongas. Si estudia algo solo porque es lo que sus padres quieren, lo más probable es que fracase en su vida profesional. La última decisión es exclusivamente suya.

La situación económica y laboral de este momento no es la mejor y tardará muchos años en recuperarse. Y aunque no hay que desanimarse, es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir carrera para estudiar. Tiene que pensar en las salidas profesionales que tiene cada carrera, en las posibilidades reales de encontrar trabajo en la especialidad que elija y en el sueldo que puede llegar a cobrar. Aquí es donde más le puedes ayudar ya que un chico a esa edad no conoce necesariamente cuál es la situación laboral actual y mucho menos podrá extrapolar a dentro de cinco años.

Tampoco hay que dejar de lado sus gustos e inquietudes. Si la carrera que elije no le gusta no encontrará la motivación suficiente para acabar los estudios con éxito o para dedicarse profesionalmente a ello. Si está entre dos o tres carreras distintas sería bueno que pudiera hablar con algún profesional de las disciplinas que más le llaman la atención para que conozca en profundidad en qué consiste el trabajo diario en esas profesiones.

En esto también necesita tu ayuda. Quizá entre tus amigos y conocidos haya alguno que le pueda dar información especializada, o puedes acompañarle a alguna conferencia sobre el tema que le interesa o animarle a acudir a jornadas de orientación profesional.

Teniendo en cuenta estos tres factores: aptitudes, inquietudes y realidad laboral, seguro que conseguirás que tu hijo elija la mejor carrera para él. Te puedes ayudar con el World-of-Work-Map . Es una herramienta que ayuda a elegir carrera basándose en las preferencias del estudiante, orientándole sobre en cuáles podría ser más exitoso según sus aptitudes y además le da datos como el salario medio e información sobre otras carreras relacionadas.

Debes conversar con tu hijo sobre la importancia de elegir bien una carrera. Pero si más adelante cambiara de opinión no hay que dramatizar. Nunca es tarde para cambiar de carrera si eso supone una mejora en su rendimiento académico y en su satisfacción personal. Tampoco se acaba el mundo si no quiere ir a la universidad y prefiere hacer otro tipo formación profesional, si eso es lo que le hace feliz. Algunas de las personas más exitosas a nivel mundial nunca pisaron una universidad.