Cómo combatir los alérgenos en el hogar

Los alérgenos más comunes en el hogar son los ácaros, el polen, los animales y los hongos.

Estamos en primavera y es importante realizar una profunda limpieza para eliminar los alérgenos en el hogar.

Según un artículo de la revista Pediatrics, este procedimiento realizado al menos una vez al año, permite reducir la incidencia del asma en un porcentaje estimado del 39%. Esta es una enfermedad crónica y afecta aproximadamente a 4 millones de niños en los Estados Unidos, según el estudio del Children’s Hospital Medical Center de Cincinnati, Ohio, al que se refiere la mencionada publicación.

Los alérgenos más comunes en el hogar son los ácaros, el polen, los animales y los hongos. En general, el mejor consejo es mantener limpias todas las superficies de la casa y mantener la humedad entre un 40 a 50%, ya que tanto los ácaros como los hongos obtienen agua de la humedad ambiente.

En particular, los dormitorios deben permanecer libres de polvo. Este se compone mayormente de células de piel humana, de las que se alimentan los ácaros, excrementos de estos insectos y sus propios cadáveres. La ropa de cama debe ser lavada una vez a la semana y, si fuera posible, con agua caliente a 90ºC, así como los peluches, que deben ser preferentemente lavables.

Las alfombras, tapicerías y otras superficies deben ser limpiadas con un buen aspirador. Para la revista Discovery Health, “una mala aspiradora es tan indeseable como una escoba”, ya que el 40% de los alérgenos en el hogar son devueltos de una manera u otra al ambiente de la habitación.

El polen, sobre todo en primavera , también se deposita en las superficies cuando abrimos las ventanas para ventilar la casa, por ello es tan importante mantener la higiene en las distintas estancias.

En cuanto a los animales, es necesario bañarlos regularmente con productos apropiados a su pelo y especie, y mantenerlos bajo control veterinario para prevenir las enfermedades que pudieran transmitir, ya sea a través del cambio estacional de pelaje como de los parásitos que puedan afectarles.

Los lugares húmedos como baños, cocinas y sótanos , son ideales para la proliferación de hongos. El mejor método de eliminación de los mismos es el uso regular del hipoclorito de sodio en las juntas de los azulejos y en los posibles huecos que se pueden encontrar entre las paredes y los sanitarios. Una buena ventilación de estos ambientes, es esencial para mantener bajo el nivel de humedad y así evitar la proliferación de este tipo de alérgeno del hogar.

Como última recomendación, deshacerse de toda ropa vieja y cosas que ya no se vayan a usar disminuyendo así la dificultad a la hora de limpiar nuestra casa regular y efectivamente.