Cómo comer legumbres en verano

Una receta sencilla y nutritiva.

Muchas dietas disminuyen el consumo de los frijoles en las temporadas calurosas, pues éstos se asocian a platos energéticos y reconfortantes, que son servidos en los meses fríos. Pero por sus propiedades nutricionales, no deberían retirarse de las dietas de verano. Los frijoles aportan proteínas, calcio, vitaminas del grupo B y hierro. Además, poseen poco contenido en grasa, y la que tienen es saludable, es decir, la insaturada.

Ingredientes

Para la ensalada de pollo y frijol:

100g de habas cocidas

100 g de chícharos verdes enlatados

100g de garbanzos cocidos

100g de pechuga de pollo

4 hojas de menta picadas

Aceite de oliva

Pimienta

Sal

Para la salsa de yogur:

1 pote de yogur natural

Perejil picado

1 limón

1 cucharada sopera de mayonesa

2 cucharadas soperas de aceite de oliva

Pimienta

Sal

Preparación de la ensalada de pollo y frijol

Para hacer esta deliciosa ensalada, deberás saltear en una sartén las habas, los chícharos y los garbanzos con un poco de aceite de oliva. A pesar de estar ya cocidos, cuando éstos se saltean durante unos minutos, el sabor se potencia aún más. Ponles sal y pimienta y colócalos en un recipiente. Luego, corta la pechuga en cubos y saltéalos con aceite hasta que estén dorados. Retíralos y mézclalos con los chícharos y las hojas de menta.

Sugerencias: Uno de los mejores ensaladas “> aderezos para acompañar esta receta u otras ensaladas, es la ” salsa de yogur“. Para hacerla deberás colocar el yogur en un recipiente y agregar el perejil. Luego, mezcla con un tenedor o una cuchara y añade el jugo de limón, la mayonesa, el aceite de oliva y salpimienta.

Remueve y vierte la salsa a la preparación del pollo y los frijoles para que los sabores se unifiquen. Rocía aceite de oliva sobre la ensalada y sirve. Recuerda que puedes añadir arroz hervido a la preparación, zanahoria cortada en rodajas ya cocida, lechuga y pimientos rojos o verdes sofritos con cebolla.



Por otro lado, la bloguera Dorie Greenspan comenta en su artículo que las legumbres pueden formar parte de cualquier ensalada, mezclándolas con lo que más te guste.

El vinagre, el aceite de oliva, el tomate, el huevo duro, la sal, las aceitunas, los pimientos frescos o asados, el atún y otras hierbas aromáticas ensalzan aún más el sabor de los frijoles. Y no son más que algunos de los tantos ingredientes que pueden mezclarse con éstos. Las carnes magras, el pescado o los vegetales son excelentes para combinar con este tipo de granos, no solamente porque sirven para armonizar en sabor, sino porque esa comida completa un equilibrio dietético excelente.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Gallo pinto por Lablascovegmenu , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/lablasco/4711592666/