Cómo generar ingreso cuando no se tiene empleo

Antes de caer en la desesperación, revisa estos consejos que te ayudarán a buscar una fuente de ingresos.

A pesar de que el índice del desempleo parece estar bajando en los Estados Unidos, aún hay muchas personas que experimentan en carne propia la carencia de un trabajo estable que les permita generar ingreso seguro.

Si éste es tu caso y no cuentas con beneficios por desempleo, lo único que no debes hacer es desesperarte porque esto te va a impedir pensar con claridad sobre qué medidas tomar para obtener dinero.

Lo más importante es evaluar qué habilidades posees, qué sabes hacer, qué te gusta y cómo poner todo ello a funcionar para crear bienes o servicios que se puedan vender; en otras palabras, cómo crear tu propio empleo o vincularte de manera productiva a ramas de trabajo donde puedas ofrecer tu experiencia ampliando así tu posibilidad de encontrar un empleo.

Cuando eso está claro, el otro paso es información, cómo darle salida a los productos a través de los mercados locales, a quién ofrecer tus habilidades o creaciones; qué tipo de permisos o requisitos debes llenar para establecer la relación comercial; en dónde buscar trabajo o qué puerta golpear para hacerte notar.

Internet es el mejor medio para obtener información, para promover servicios o buscar empleo, pero como todo, hay que saberlo hacer . En este siglo es una prioridad usar las redes sociales porque esto multiplica las posibilidades de ser conocido y obtener resultados reales en menor tiempo. No pases por alto este recurso y aprende a crear tu propio blog o página web para lanzarlos en las redes.

Únete a otras personas de tu comunidad a través del trabajo como voluntario: si bien es cierto que esto no te va a generar un ingreso, te posibilitará establecer contactos, conocer áreas que necesitan llenarse en materia de servicios y aún ofrecer tus capacidades por una remuneración.

La tarea es salir del encierro mental que te creas tú misma cuando pierdes el empleo, en otras palabras, cuando ya no tienes el punto de referencia alrededor del cual hacías girar toda tu vida. Muchas veces el trabajo diario y la rutina que se lleva por años te impiden ver el mundo que te rodea y las múltiples posibilidades que te puede ofrecer.

Además, tienes que reconocer si te has quedado atrás en materia de tecnología y de las nuevas convenciones de comunicación moderna y debes hacer todo lo posible para subsanar ese vacío que te limita en materia laboral .

Si es tu caso, algunos colegios de secundaria y muchas instituciones como bibliotecas, centros de ayuda a desempleados, iglesias o grupos sin ánimo de lucro brindan cursos gratuitos no solo sobre el uso de Internet, sino sobre los diferentes programas o recursos en la web que te dejarán las habilidades necesarias para competir en el mercado laboral de hoy.

Al hablar con los demás, date cuenta de cuáles son las carencias en materia de servicios de las cuales ellos se quejan. Muchos no tienen quien saque a su perro, cuide a su bebé, lleve a sus padres al médico o quien recoja a sus niños del colegio. Un sin fin de necesidades que aun cuando te parezcan pequeñas te puede significar hacerlas, ayudar y ser referida a otros que también te necesitan y así generar ingreso.

Lo importante es empezar, es la acción: preguntar, conocer, pedir referencia, hacer. No tienes que esperar a que te abran las puertas, aprende a golpear en ellas para ser tenida en cuenta.