Cómo hacer cañoncitos y medialunas con hojaldre comprado

Hay una leyenda que cuenta que después de varios asaltos a Viena, los turcos decidieron cambiar de estrategia y atacar durante la noche. Los panaderos que trabajan en la madrugada se dieron cuenta de la amenaza y dieron la señal de alerta; de tal manera que las tropas sorprendieron a los musulmanes y los obligaron a retroceder.

El emperador condecoró a los panaderos vieneses por tan noble hazaña, y éstos, en retribución, elaboraron dos tipos de panes: uno que se llamó “emperador” y el otro “Halbmond”, palabra alemana que en español quiere decir media luna, antepasado del delicioso Croissant actual, como mofa a la media luna que se encuentra plasmada en la bandera otomana.

Medias lunas:

Ingredientes:

2 tazas de harina

1 huevo grande

½ cucharadita de polvo de hornear

1 cucharada de mantequilla

1 ½ cucharada de azúcar

½ cucharadita de esencia de vainilla

Agua lo necesario

1 bloque grueso o 2 delgados de masa de hojaldre comprado.

Preparación.- En un tazón coloca todos los ingredientes y ve añadiendo agua poco a poco hasta formar una masa consistente. Extiéndela hasta que quede con ½ cm de espesor más o menos. Coloca el hojaldre comprado (frío) dentro y dobla los extremos como si forraras un paquete. Deja descansar hasta que ambas masas estén blandas como para poder estirarlas.

Estira y dobla en 3, como si fuese una carta. Dobla los costados uno encima de otro. Estira nuevamente y corta triángulos. Toma uno y estira con los dedos el extremo más pequeño, hasta que parezca un banderín. Coloca sobre la mesa y enrolla desde uno de los lados hacia la punta. Cale forma de luna y deja descansar por una hora. Pinta con huevo batido y lleva a horno de 180 C hasta que estén dorados.

Cañoncitos.- Para hacerlos, necesitarás primeramente comprar bandejas de aluminio. Corta la base por alrededor con tijera y retira los extremos. Con ayuda de un palo cilíndrico enrolla el aluminio; cúbrelo de papel mantequilla e introduce el excedente de los extremos adentro para que no se salgan. Haz varios de éstos.

Preparación.- Compra un hojaldre delgado y corta tiritas de 1.5 cm más o menos. Enrolla la masa sobre los tubitos de aluminio, cuidando de esconder los extremos debajo de la masa. Píntalos con huevo batido y lleva a horno de 190° C hasta que estén dorados. Sácalos de los tubos cuando estén bien fríos. Puedes rellenarlos con crema pastelera, mermelada, dulce de leche, queso crema, paté, etc.

Nota: Estas delicias son ideales para disfrutarlos acompañados de una taza de café o como postres para cualquier comida, sea fría o caliente.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Croissants por  Roger Ferrer Ibáñez , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “ShareAlike” No-Comercial en  http://www.flickr.com/photos/rofi/2429737025