Cómo hacer una paleta helada casera de frutas naturales

Nada mejor ni más saludable para contrarrestar el calor de primavera que una paleta helada de frutas de la estación.

La primavera ya llegó y con ella los días de mucho calor. Los niños tienen sed y tienden a consumir refrescos con alto contenido de azúcar o helados comprados, pero por lo general estos alimentos son muy dulces y provocan más sed.

Una excelente forma de refrescarse es hacer tus propias paletas heladas que están hechas de frutas naturales y no tienen conservantes.

Especial de primavera

Con el calor los alimentos tienden a dañarse, por eso te ofrecemos una alternativa para conservar las frutas más tiempo y consumirlas cuando tú quieras, de una manera deliciosa. No hay nada mejor para tus hijos que lo hecho en casa; además de no tener el temor de que esté en mal estado o mal lavada.

Por eso te enseñaremos a continuación una sencilla receta de paleta helada , hecha con tus frutas preferidas.

Ingredientes:
Licuado de frutas de tu elección y en la cantidad que desees; mientras más jugo tengas, más unidades te saldrán.

Endulza el jugo a tu gusto. Toma en cuenta que para 1 litro de líquido usarás entre 2 a 3 cucharadas de azúcar, todo depende de la dulzura de la fruta que elegiste. Si, por ejemplo, haces  helados de limón, tendrás que endulzarlos más que si fueran de uva. Además necesitas palillos de dientes.

Preparación:
Revuelve bien el jugo para que sea homogéneo y que el azúcar esté completamente disuelta. Con ayuda de una jarra vierte el contenido cuidadosamente sobre el molde de cubos de hielo o sobre el molde para paletas. Toma una hoja de plástico autoadherible o celofán, cubre el molde y asegura muy bien las esquinas para que quede tirante. Coloca palillos de dientes en cada cubito perforando con delicadeza el plástico autoadherible, intentando que queden equidistantes entre sí.

Si usaste el molde de paletas , de seguro tiene una tapa especial y sus propios palitos, así que sólo tendrás que tapar y colocar estos últimos en su lugar. Lleva el molde al congelador y fíjate que esté completamente horizontal. Ahora tendrás que esperar hasta que las paletas estén completamente congeladas. Cuando esto suceda procede a desmoldarlas, pero ojo, no las jales de los palillos porque se saldrán, es mejor presionar la parte de abajo.

Te recomiendo que dejes correr un chorro de agua, sobre los helados para que no se peguen a tu lengua cuando vayas a consumirlos. Esta receta puedes hacerla de naranja, fresa, melocotón, etc., sólo toma en cuenta que cuando el jugo es de frutas tropicales como plátano o mango tienes que agregar un chorrito de limón para evitar la oxidación, que le daría un feo color a la preparación.


Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Organic Watermelon Popsicles por Jennifer Chait, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “Sharealike” en  http://www.flickr.com/photos/9174828@N04/6779186773/