Cómo preparar soufflé de manzana

Este rico y tradicional fruto puede prepararse de diversas maneras.

Para nadie es un secreto que las frutas más abundantes y características del otoño son las manzanas . Este rico y tradicional fruto es delicioso en todas sus formas.

Claro está que durante estos meses fríos además de estas frutas, nos provocan soufflés, tartas y chocolates. Así que un rico soufflé de manzana será la preparación ideal para pasar un rato en la cocina y complacer tu paladar durante estos meses otoñales .

Soufflé de manzana

Para 6 porciones

Ingredientes:

  • 5 manzanas medianas o grandes (puedes usar la variedad Golden)
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 3/4 de taza de azúcar
  • 1 cucharadita de ralladura de cáscara de limón
  • 3 cucharadas de Grand Marnier
  • 8 claras de huevo
  • Azúcar pulverizada al gusto para decorar

Preparación:

Antes de comenzar mete en el refrigerador los platos en los que servirás el soufflé de manzana para que se enfríen. Pre-calienta el horno a 450ºF.

Comienza por pelar y sacar el corazón las manzanas. Corta las manzanas en cuartos para luego tajar en rebanadas muy delgadas. En total necesitarás aproximadamente unas 4 tazas de manzanas ya cortadas.

En un sartén, calienta 2 cucharadas de mantequilla y agrega las tajadas de manzana junto a 1/2 taza de azúcar y la ralladura de cáscara de limón. Revuelve constantemente y cocina a fuego alto hasta que el líquido de la mezcla se evapore (aproximadamente 10 minutos). Sigue cocinando hasta que las manzanas se doren ligeramente. Luego agrega el Grand Marnier.

Coloca toda la mezcla de las manzanas en el procesador de comidas y conviértelas en puré operando el procesador durante aproximadamente 1 minuto.

Saca el puré del procesador y reserva en un bol grande.

Con un pincel de cocina, unta mantequilla en los platos para soufflé y vuelve a refrigerar.

Sirve las claras de huevo en un bol grande y con un batidor de alambre flexible, bate las claras de huevo hasta que alcancen un punto rígido pero húmedo a la vez. Agrega lentamente el azúcar restante (1/4 de taza) y sigue mezclando.

Con una espátula flexible, une las claras de huevo con las manzanas. No debes mezclar, lo que tendrás que hacer es doblar una mezcla con la otra para que se combinen sin perder la textura.

Con una cuchara, sirve el soufflé en cada uno de los platos. El secreto está en que sirvas muy llenos los platos para que se vea el contenido saliendo del plato. (Aproximadamente 1/4 de pulgada sobrepasando el borde de cada plato).

Para terminar, coloca los platos de soufflé sobre una bandeja para horno y hornea durante aproximadamente 7 minutos.

Saca del horno, espolvorea un poco de azúcar pulverizada y sirve inmediatamente.