Cómo reintegrarte a la fuerza de trabajo

Si por tu edad o alguna otra condición, encontrar trabajo ha sido difícil, sigue estas claves para volver al mundo laboral.

Cómo reintegrarte a la fuerza de trabajo
Tu aporte laboral puede ser la creación de tu pequeña empresa.
Foto: Shutterstock

El hecho de que el promedio de vida de una persona en condiciones normales sea de 80 a 90 años es uno de los factores que ha alargado el tiempo en el que la población en general se mantiene activa laboralmente .

Sin embargo, en la actualidad, los cambios que se han suscitado en el ámbito laboral, enmarcado por economías débiles, están dejando a muchas personas jóvenes y a adultos mayores con capacidad de seguir trabajando, sin empleo . Si éste es tu caso te damos algunas sugerencias para que encuentres alternativas que te permitan reintegrarte a la fuerza de trabajo.

Debes romper con la mentalidad de quien sabe hacer solo una cosa. Incríbete en cursos de capacitación cortos que te permitan aprender habilidades nuevas en áreas donde exista una mayor demanda por parte de las empresas; esto no implica dejar atrás todo lo que sabes hacer, sino actualizarte y multiplicar tus posibilidades de empleo.

Forma tu propia pequeña empresa de acuerdo con las necesidades que veas en las áreas de servicios y producción. Esta es una manera de generar tu propia empresa , tu propio empleo y aún crear nuevas plazas de trabajo en el lugar donde vives. Trabajar por tu cuenta además de independencia, te hará ser partícipe de la recuperación económica en un mercado de competencia sana.

Si haces una búsqueda de empleo y solo encuentras puestos que están por debajo a tus conocimientos o que no se ajustan exactamente a lo que sabes , no los deseches. Entrar en ellos puede significar tu oportunidad para aportar mejoras a los servicios, crear alternativas de producción, facilitar nuevos mecanismos administrativos o laborales que te hagan destacar y te supongan un ascenso y seguridad laboral.

De igual forma, toma en cuenta los trabajos temporales, de medio tiempo o por contrato, porque pueden convertirse en un tiempo completo, o te servirán para mostrar que has estado activa laboralmente cuando encuentres el trabajo que se ajuste a tus necesidades. Muchas veces, tener varios trabajos de medio tiempo puede darte más resultado que estar todo el día haciendo la misma cosa; lo importante es que tengas en ellos estabilidad y que recibas un pago justo por tus servicios.

Con los avances en la tecnología y las comunicaciones, trabajar como freelancer desde casa es una buena alternativa para incorporarte a la fuerza de trabajo. Estos empleos te dan la oportunidad de organizar tu tiempo y establecer un mejor balance con las labores y exigencias de tu hogar. Eso sí, vincúlate a organizaciones o empresas serias y ten cuidado con los sitios fraudulentos en Internet.

Participa como voluntaria en trabajos de apoyo comunitario, educación y servicios. Esto no solo te mantendrá activa, aportando tus conocimientos y sintiéndote útil, sino que te dará a conocer y expandirá tu red de contactos.