Con brillo propio: así se hace la salsa teriyaki

Las cantidades de esta receta pueden variar para que alguno de los sabores predomine en la salsa.

Todos hemos visto las botellas con el nombre Teriyaki, pero seguramente no sabías que en Japón el término no sólo denomina a esta preparación, sino a toda una forma de cocinar los alimentos.  Así pues, la palabra teriyaki se trata de un método de cocción en el que los alimentos son previamente marinados en el aderezo del mismo nombre, para después ser horneados o puestos sobre la parrilla para su cocción.

Posteriormente, el adobo se sigue poniendo sobre la carne, los vegetales, las carnes o los mariscos, con la finalidad de darle un cierto rostizado al ingrediente. Debido al azúcar contenida en la preparación del aderezo, los alimentos se caramelizan y eso les da su color tan característico y su sabor agridulce.

Preparación

Para crear tu propia salsa teriyaki (una de las salsas más famosas del mundo), no es necesaria mucha experiencia ni muchos ingredientes; simplemente necesitas saber a ciencia cierta cómo te gusta, pues dependiendo de la preparación de la cocina oriental , las cantidades pueden variar para que alguno de los sabores predomine en la salsa. La receta tradicional sólo contiene los siguientes ingredientes:

1/2 taza de mirin

1/2 taza de sake

1/2 taza de salsa de soya

6 cucharadas de azúcar

Una vez que tengas medidos todos los ingredientes, simplemente tienes que mezclar los líquidos todos de una vez en una olla, agregar el azúcar y poner a fuego lento. Debido a que el mirin y el sake son bebidas alcohólicas, su punto de ebullición es menor que el del agua, y por eso, la preparación hervirá mucho más rápido si lo pones a fuego alto. Una vez que la mezcla esté sobre el fuego, simplemente hay que revolver delicadamente para disolver el azúcar y que no se pegue.

Cuando se haya incorporado, es necesario seguir moviéndola hasta que reduzca y espese para tener la consistencia deseada. Recuerda que la función de la salsa es, como la de muchos aderezos , acompañar a los alimentos, y por lo tanto, tiene que tener una densidad adecuada.

Término

Finalmente, con tu salsa reducida y con un cuerpo adecuado, lo único que tienes que hacer es marinar tu alimento preferido en la preparación, meterlo al horno o cocinarlo a la parrilla sin olvidar de agregarle salsa periódicamente. Hace poco vi un video en el que la chef Mariana Coria realizaba unas verduras teriyaki. En esta modalidad y debido al espacio y tiempo de las mujeres de hoy en día, la chef cambió el horno y la parrilla por un wok; a mi parecer, las verduras le quedaron fenomenales.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Teriyaki saute fish por pelican, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/pelican/2859536912/