Consejos de seguridad para peatones

Las cifras sobre los accidentes de tránsito son, sencillamente, escalofriantes.

Salir de paseo es una forma de ejercitarte, además de ser una iniciativa ecológica. Ya sea que vayas andando por placer, para llegar a tu lugar de trabajo o hacer alguna diligencia, es imprescindible que consideres ciertos factores que te permitirán disfrutar de tu caminata de forma segura.

Aprendiendo a cuidarte

Uno de los primeros consejos de seguridad que recibimos de nuestros padres es mirar a ambos lados antes de cruzar una calle. Sin embargo, muchos parecen olvidar esta sencilla recomendación; tal vez ignoran que los peatones (es decir todas las personas que se trasladan a pie, sillas de rueda o cochecitos) son muy vulnerables.

Las cifras sobre los accidentes de tránsito son, sencillamente, escalofriantes. Según el CDC (Centro para el control y prevención de enfermedades), cada día, más de 460 peatones ingresan a la sala de emergencias debido a lesiones ocasionadas por el tránsito.

Los más afectados por este tipo de incidentes son los niños, ancianos y adultos. Muchos de estos contratiempos podrían haberse evitado si estos peatones hubiesen puesto en práctica algunas normas básicas.

¿Qué hacer?

Caminar sigue siendo uno de los medios de transporte más saludables, asequibles y amables con el medio ambiente. Así que la respuesta para evitar ser víctima de algún accidente es seguir unas pocas medidas de seguridad y transmitirlas a los miembros más pequeños de la familia.

Puedes tener en cuenta estos consejos del CDC que te ayudarán a disfrutar tu paseo con confianza:

Cruza en los lugares designados para los peatones, y sólo cuando los semáforos lo indiquen, aunque veas que no hay automóviles circulando. Si prefieres caminar de noche, lleva contigo una linterna o ropa reflectiva que te haga visible para los conductores. Atraviesa la calle sólo cuando los vehículos se hayan detenido completamente. Caminar bajo los efectos del alcohol es peligroso, pues afecta tu capacidad de reacción. Evita hacerlo.

Mira a ambos lados antes de cruzar. Si tienes que abandonar la acera y caminar por la calle, hazlo de frente al tráfico. De este modo verás los autos que se acercan.Abstente de usar el teléfono celular para enviar mensajes o hablar mientras caminas, pues esto disminuye tu atención. Si tus hijos caminan de la escuela a casa solos, diseña rutas seguras con poco tráfico, pasos de peatones y aceras.

Enseña a tus niños las reglas que deben seguir en la calle: cómo leer los semáforos, no correr al pasar las calles y que permanezcan tomados de tu mano. Recuerda que el ejemplo es la mejor lección.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de París se mueve por Héctor Rodríguez , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/palm_z/2987342501/