Consejos para ahorrar en una mudanza

Encarar la tarea de una mudanza trae varios dolores de cabeza pero especialmente puede ser un costo alto si no tomas ciertas consideraciones. Lo fundamental es la organización, esto consiste en planificar con semanas de anticipación las tareas a realizar.

Elementos necesarios para empacar

Semanas antes de la mudanza tienes que hacer un inventario de las cosas que te llevarás al nuevo hogar y aquello que podrá ser utilizado para reciclar o donar. Una vez que tienes todo ordenado en una lista, podrás tener una visión real de la cantidad de muebles voluminosos y pequeños objetos que serán empacados, y con esta información contactar con la empresa de mudanza. Antes de decidirte por una empresa, investiga varios presupuestos y considera aquellas que te incluyen un seguro por el transporte de tus pertenencias.

Algunas empresas de mudanza ofrecen el servicio de empaque, pero a la hora de ahorrar costos puedes hacerlo tu misma. Solo necesitas varias cajas de cartón de diferentes tamaños, cinta adhesiva, marcadores para rotular, papel de periódico, empaques de burbujas y bolsas plásticas.

Antes del día D

Para llegar a organizar la mudanza con tiempo tienes que empezar a embalar una semana antes. Es más práctico una habitación por vez y guardar aquellos elementos que no utilizas con frecuencia. En las bolsas plásticas puedes transportar la ropa y, aquella que sea de uso diario colócala en maletas que sean resistentes. Rotula las cajas y bolsas de la mudanza con una o dos palabras que describan el contenido y el lugar donde deberá ser llevado.

Es importante reforzar la base de las cajas con cinta adhesiva antes de llenarlas. Cuando acomodes los objetos en las cajas trata de que queden llenas. Los objetos frágiles y los platos hay que envolverlos en papel de diario o embalaje de burbujas. Si encuentras ropa que ya no uses, la puedes reciclar para rellenar aquellas cajas donde llevarás objetos frágiles como la vajilla. Etiqueta estas cajas como “frágil” en todas las caras e indica donde se encuentra la parte superior.

Si tienes objetos pesados como libros, guárdalos en cajas chicas y no llenes más de la mitad. Los electrodomésticos chicos y equipos informáticos van en cajas, si pueden ser en las originales mejor. Los muebles pueden ser lugares de guardado, coloca en los armarios mantas y cortinas.

Una mudanza implica muchos cambios incluso después de terminada. Si necesitas más ideas para el día después puedes seguir los consejos de la bloguera Mayra Reyes .

Fuente imagen: HazteOir.org, de mudanza por HazteOir.org la web del ciudadano activo , disponible bajo Licencia de Atribución “ShareAlike” No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/hazteoir/3539269421/