Controla tu diabetes

Es primordial seleccionar alimentos sanos y hacer actividad física diariamente para mantenerse saludable.

Si eres una persona diabética, deberías saber que es muy importante el control de tu enfermedad, pues es frecuente escuchar de quienes sufren esta patología decir: “mi azúcar está apenas elevada”. Estas maneras de pensar pueden hacer que no se tome en cuenta la gravedad de la misma y que se consuman ciertos alimentos que se deberían evitar, debido a la cantidad de azúcar que poseen.

¿Cómo controlar la  diabetes?

Es primordial seleccionar  alimentos sanos y hacer actividad física  diariamente para mantenerse  saludable  y, por supuesto, seguir las indicaciones de tu médico. Al controlar el nivel de glucosa en tu sangre, te sentirás mucho mejor y evitarás complicaciones de esta enfermedad, tales como problemas de la visión, problemas cardíacos y cerebrales, daños en los nervios de las manos y los pies (los cuales pueden producir adormecimiento), pérdida de las piezas dentales o inconvenientes en los riñones.

Tu dieta debe contener alimentos que no contengan demasiada azúcar, sal o grasas saturadas. Puedes incrementar el consumo de granos enteros, verduras y frutas, ya que aportan minerales, fibra dietética, vitaminas y otras sustancias favorables para la salud. Por otro lado, es probable que tu médico, después de evaluarte, te recete fármacos denominados hipoglucemiantes, que sirven para reducir el nivel de glucosa en la sangre.

La importancia del monitoreo de los niveles de glucosa

Monitorea regularmente el nivel de glucosa  en tu sangre, porque cuando se encuentra demasiado alto o demasiado bajo puede ser muy peligroso. Infórmate en cuanto a qué medidas puedes tomar para estabilizarlos. Una de las complicaciones graves de la diabetes es la neuropatía diabética, que altera varias funciones nerviosas como por ejemplo la sensibilidad. La neuropatía diabética puede terminar en la amputación del miembro afectado de gangrena o de ulceraciones.

Indicaciones médicas a tener en cuenta

Según la  Doctora Fabiola Mariño, gerente médico de Metabolismo del laboratorio Novartis , con frecuencia el paciente diabético no se alimenta de forma adecuada, tampoco sigue las recomendaciones médicas, tales como realizar actividad física. Por estos motivos y por la falta de  cuidados  específicos, el nivel de la hemoglobina glucosilada que debería mantenerse bajo el 7%, puede superar ese porcentaje, dando lugar a complicaciones.

Por otro lado, la experta comenta que en ciertos casos cuando la hemoglobina glucosilada supera el 7% es necesario cambiar el medicamento. Inicialmente los pacientes son tratados con monoterapia (un sólo tipo de fármaco) o con terapia combinada (varios tipos de fármacos) hasta llegar al control glucémico adecuado para cada paciente.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Fruta por  Aitor Méndez , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en  http://www.flickr.com/photos/aitor/4645006833/