¿Cuándo es tiempo de ir a terapia?

Lejos de lo que muchas personas piensan, la psicoterapia no es para locos o para quienes han tocado fondo.

Tomar la decisión de visitar a un terapeuta puede resultar muy difícil, pues no sólo existe una serie de mitos alrededor del inicio de un proceso terapéutico, sino también nos enfrentamos al desconocimiento o negación de nuestros propios conflictos. Sin embargo, hay momentos en los que es necesario abandonar la resistencia y buscar ayuda para retomar el control de nuestras experiencias y vivir en plenitud.

¿Necesitas un terapeuta?

El primer paso para saber si necesitas ir a terapia es el auto-reconocimiento, aceptar que hay algo en ti, en tus pensamientos, sentimientos, emociones o conductas que escapa de tu control y te hace daño, o que afecta tu vida cotidiana. Si tienes un problema que parece no tener solución, necesitas  combatir la depresión , ansiedad, fobias o enfrentas un momento sensible, entonces la terapia puede ser la respuesta .

Lejos de lo que muchas personas piensan, la psicoterapia no es para locos o para quienes han tocado fondo. El apoyo terapéutico es un proceso personal que busca generar recursos y habilidades destinadas al cambio y el logro de metas. Asimismo, la terapia no busca decirle a la persona qué hacer para superar sus conflictos, sino fomenta la autonomía y propicia que el individuo sea el protagonista de los cambios que necesita. Un buen terapeuta será capaz de transmitir las herramientas orientadas a fomentar el  pensamiento positivo  que contribuirá al crecimiento personal.

 ¿Qué esperar en terapia?

La psicoterapia es un proceso profundo, donde se comienza abordando los conflictos superficiales e inmediatos y luego se explora la naturaleza del ser, en la búsqueda del auto-conocimiento y del desarrollo de estrategias adaptativas que se adecúen a la personalidad y las necesidades particulares.

Estas estrategias dependerán del estilo terapéutico del profesional y su duración se ajustarán a tus requerimientos, pero normalmente comenzarán con una charla acerca de ti…  sentirte bien tomará menos tiempo del que te imaginas.

¿Es urgente?

Hay situaciones importantes que ameritan la visita inmediata al psicoanalista, pues comprometen tu salud física y tu bienestar emocional. Algunas de éstas, extraídas del sitio web  de la Fundación Sigmund Freud  son:

– Depresión, manifestada en profunda tristeza o apatía.

– Irritabilidad excesiva o cambios de humor frecuentes.

– Enfermedades que los médicos no logran explicar o de origen psicosomático como colitis, úlceras, neurodermatitis

– En caso de crisis familiares, como divorcios o fallecimientos de un familiar

– Problemas para socializar

– Ansiedad generalizada y paralizante

– Fobias extremas

– Trastornos del sueño

– Problemas con la comida

– En el caso de los niños, angustia al separarse de sus padres.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Even when you can’t see what we’re holding, our body language tells you that we’re talking on a cellphone por Ed Yourdon , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/yourdon/3567904905/