Cuidar la piel en invierno: 8 tips para hacerlo con éxito

Durante los meses más fríos, el pasar de un interior cálido a un exterior muy frío es algo que debes manejar adecuadamente para prevenir dolencias producidas por cambios bruscos de temperatura o por exponerte al frío sin la vestimenta adecuada. Además existe la tendencia a olvidar una parte muy importante del cuerpo, la piel.

Dependiendo de las temperaturas y niveles de humedad, durante el otoño y el invierno la epidermis enfrenta desafíos propios. Se hace necesario entonces cuidar la piel aún más para prevenir resequedad, arrugas, patologías y cualquier daño acumulativo. Cuidados internos y externos son requeridos para prolongar la belleza y salud de tu piel. A continuación te presentamos algunos cuidados especiales para climas fríos:

  1. Protege tus manos . Importante aplicar varias veces al día un hidratante que contenga colágeno y elastina. Protege siempre tus manos del frío moderado e intenso usando guantes. El clima frío y seco hace que pierdan mucha humedad. Elige un guante con forro de algodón (contacto con la piel) y encima el abrigo.
  2. Modera los baños calientes . Pueden relajar, sin embargo exponerse demasiado en la ducha o tina al agua caliente daña las barreras lipídicas de la epidermis, acelerando la pérdida de humedad de la piel. Lo ideal es tomar baños tibios, y en caso de necesitar agua caliente, que sea un tiempo muy breve.
  3. Dile adiós a la humedad de pies y manos . Evita picazón, alergias, eccema, llagas y hongos. Prevén la humedad usando un buen desodorante para pies, de preferencia en crema. En manos, busca guantes con forro o primera capa que respire. Cuando en invierno se te humedezcan los calcetines o guantes, cámbialos pronto.
  4. Hidrata tus pies . Luego de exfoliarlos y antes de aplicar el desodorante, es importante hidratar la piel de los pies. Prefiere cremas con colágeno, elastina y/o glicerina. Aplica en todo el pie y espera que absorba.
  5. Utiliza telas que respiren . Hablamos de la capa de ropa que va en directo contacto con la piel. Tanto en tronco, brazos, caderas y piernas. Elegir vestuario de algodón que respire, si es posible con tecnología que permita transpirar y sea capaz de secarse solo, manteniendo la ropa seca. En caso de usar algodón sencillo, aplicar una tenue lluvia de talco en el cuerpo.
  6. Aplica protector solar . Estando en exterior, debes cuidar la piel aplicando pantalla con filtro solar en toda área de epidermis que quede expuesta. No importa si el cielo está cubierto por nubes, los rayos solares dañinos llegan a tu piel. Elige pantallas especiales para rostro, labios y resto del cuerpo. Factor 30 es el mínimo recomendado.
  7. Usa humidificador en interiores calefaccionados . En climas fríos aparte de ayudarte con cremas y lociones adecuadas, un humidificador de ambientes ayuda a re-equilibrar la pérdida excesiva de humedad producida por la mayoría de los sistemas de calefacción.
  8. Cuidar la piel de tu rostro . Para evitar la pérdida extra de humedad de épocas frías, has de hidratar de forma especial tu piel. Aconsejamos en los 30 cremas con AHA’s y retinol, en los 40 con ácido hialurónico, desde los 50 en adelante prefiere lociones con altas concentraciones de petrolato y ácido hialurónico. Colágeno y elastina siempre son bienvenidos.