Descubre de qué está compuesto un cigarrillo

El tabaco contiene sustancias entre conservantes, aromatizantes y humectantes que lo hacen altamente tóxico.

El cigarro está elaborado a partir de plantas que fueron tradicionalmente cultivadas y utilizadas con fines curativos en el continente americano antes de la llegada de los españoles. En la actualidad estas plantas se cultivan en muchas partes del mundo para elaborar productos industriales que contienen una serie de sustancias químicas que los hacen altamente tóxicos.

El cigarrillo a más de hojas de tabaco contiene sustancias entre conservantes, aromatizantes y humectantes que lo hacen altamente tóxico. De esta manera el humo que se desprende en su combustión contiene una serie químicos, de los cuales al menos 400 son nocivos para la salud.

Componentes del cigarrillo

A continuación enumeraremos aunque no todos, los principales ingredientes que contiene un cigarrillo.

Nicotina . es una sustancia que actúa como estimulante del sistema nervioso y es la responsable de la adicción que provoca el fumar cigarrillos. La nicotina tiene la propiedad de provocar contracción de los vasos sanguíneos por lo puede provocar aumento de la presión arterial.

Monóxido de carbono . es el componente más nocivo del cigarrillo y procede de la combustión del tabaco con el papel. Es un gas tóxico que se adhiere a la hemoglobina de la sangre y hace disminuir la capacidad de esta para abastecer al organismo de la cantidad de oxígeno que necesita. Responsable directo de las enfermedades cardiovasculares.

Alquitrán y gases irritantes. el alquitrán es el principal agente cancerígeno contenido en el humo de cigarrillo. Está demostrada su relación directa con el cáncer de pulmón y otros tumores. Los gases irritantes son los responsable de la tos, faringitis, catarros y bronquitis tan habituales en los fumadores. Actúan alterando los mecanismos defensivos de los pulmones y favoreciendo las infecciones.

Riesgo para los fumadores pasivos

Durante la combustión del cigarrillo se producen dos corrientes de humo: la principal inhalada por el fumador, y la lateral que es aspirada por el fumador pasivo. Los fumadores pasivos se exponen a las mismas sustancias tóxicas que los fumadores sólo por el hecho de estar expuestos al humo. Por ello recuerda siempre que la que decide fumar eres tú y no la personas que te rodean.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto es clara la conclusión: fumar perjudica seriamente tu salud y la de los que te rodean, por lo que si te encuentras en esta situación no estaría de más atender a los consejos que el dr. Cidón Madrigal te ofrece para dejar este hábito, entre los que encontramos el uso de medicamentos para contrarrestar el denominado “mono”.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Cigarrillos por David Luzardo , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/gorgiasluzardo/2846410752/